Foto: Mitchell Leff/Getty Images

Actuación histórica de Joel Embiid nunca antes vista en la NBA

Ramiro Ohana noviembre 14, 2022


El pívot registró números dignos de leyenda ante Utah, mientras que Minnesota opacó a Garland. Shai volvió a brillar con Oklahoma, al igual que Porzingis con Washington. Denver se respaldó en un viejo conocido y Sacramento dio el batacazo ante Golden State. Los Lakers cerraron la jornada del domingo con una victoria después de cinco partidos.

Oklahoma City Thunder 145 – New York Knicks 135

Oklahoma demostró todo el potencial que tiene en el MSG. Si bien los resultados hasta ahora no reflejan la capacidad que tiene el equipo, esta tarde quedó demostrado con el triunfazo que le proporcionó a New York por 145-135. El Thunder contó en sus filas con la mejor versión de Shai Gilgeous-Alexander tanto en ataque (37 puntos) como en defensa (3 robos y 2 bloqueos).

El base canadiense brilló en el Madison Square Garden junto a Josh Giddey que, con sus 24 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias, se convirtió en el segundo jugador en la historia de la NBA en registrar un triple-doble en sus primeros dos partidos en el mítico estadio neoyorquino, después de que lo consiguiera Wilt Chamberlain en 1968.

Por su parte, en los Knicks, hasta seis jugadores alcanzaron doble dígitos en puntos, siendo encabezados por los 26 de Cam Reddish, los 25 de Julius Randle -que pulió su doble-doble con 10 rebotes- y los 24 de Immanuel Quickley. RJ Barrett, el segundo mejor anotador del equipo, se vio limitado por acumulación de faltas y registró su peor producción de la campaña, con apenas cuatro unidades al encestar dos de 10 disparos.

Minnesota Timberwolves 129 – Cleveland Cavaliers 124

Para el cierre del tercer cuarto, Cleveland se encontraba 24 puntos por debajo en el marcador ante Minnesota. Una abismal diferencia que parecía dejar sentenciado el encuentro antes de tiempo. Sin embargo, los 27 puntos -con cinco triples seguidos- de Darius Garland para los Cavaliers en el último cuarto trajeron suspenso al final del partido, llegando a achicar la desventaja por seis (117-111).

Ante la ausencia de Donovan Mitchell, el base tuvo una de las mejores noches de su carrera al firmar 51 unidades -máximo de su carrera- y 10 triples bajo la atenta mirada de su gente. Los Cavs se habían acercado, pero los Timberwolves también contaron con un as bajo la manga en ataque: D’Angelo Russell. Tras una seguidilla de juegos en los que el base estuvo muy por debajo de su nivel, logró redimirse en Ohio con un doble-doble de 30 puntos y 12 asistencias para que los Wolves se impongan por 129-124 ante los Cavaliers que, tras ocho partidos invictos, ya lleva cuatro derrotas al hilo.

Memphis Grizzlies 92 – Washington Wizards 102

Washington está de racha. Con su victoria de hoy ante Memphis por 102-92, ya lleva cuatro triunfos consecutivos con Kristaps Porzingis como referente en ataque. El letón registró 25 puntos y acertó seis triples, además de dos robos y bloqueos, ante unos Grizzlies que extrañaron las ausencias de sus principales figuras: Ja Morant y Desmond Bane, siendo Dillon Brooks el encargado de liderar el ataque con 19 puntos que llegaron de un pobre 32% en tiros de campo (7/22). 

Los Wizards, en cambio, arrasan sin la presencia de Bradley Beal. Desde que el base entró en los protocolos de salud y seguridad de la NBA hace poco más de una semana, la franquicia de la capital lleva un registro de 4-1 que la posiciona quinta en el Este con un récord global de 8-6.

Utah Jazz 98 – Philadelphia 76ers 105

Como si los 42 puntos de anoche no hubieran bastado, Joel Embiid firmó una de las mejores actuaciones en la historia de la NBA: 59 unidades, 11 rebotes, 8 asistencias y 7 bloqueos. Números nunca antes vistos en la liga que además sirvieron para que Philadelphia derrote por 105-98 a Utah, que contó con unos 18 puntos de Malik Beasley inexistentes en comparación a la puntuación del pívot camerunés.

Embiid se unió, además, a una lista privilegiada que solo leyendas de los Sixers la integran: junto a Wilt Chamberlain y Allen Iverson son los únicos tres jugadores en la historia de la franquicia capaces de haber superado los 55 puntos en un juego. Más de 100 unidades en menos de 24 horas para JoJo, que volvió a darle a los Sixers dos triunfos consecutivos.

Denver Nuggets 126 – Chicago Bulls 103

Esta noche fue el turno de Michael Porter Jr. de brillar. El alero registró 31 puntos tirando un 69% de campo (11/16) y le dio a Denver su quinta victoria en los últimos seis partidos tras derrotar con autoridad a Chicago por 126-103. Jamal Murray aportó 23 unidades para los Nuggets, aunque estuvo flojo desde el perímetro, acertando apenas dos triples de los seis que probó, mientras que Nikola Jokic (8 pts) se olvidó del aro y se atrincheró en la pintura para hacer jugar al equipo con 14 asistencias.

Los Bull sufrieron su cuarta derrota en cinco juegos teniendo a Zach LaVine (21 pts) y DeMar DeRozan (16 pts) muy limitados en la puntuación y en la larga distancia. Ambos combinaron siete intentos de triple y apenas uno solo llegó a entrar por parte de LaVine.

Golden State Warriors 115 – Sacramento Kings 122

La tercera es la vencida. Después de caer en dos oportunidades ante Golden State en lo que va de temporada, Sacramento impuso la localía y finalmente venció al equipo de la bahía. De la mano de un iluminado Domantas Sabonis (doble-doble de 26 pts y 22 reb), los Kings derrotaron por 122-115 a los Warriors que, cuando parecía que retomaban vuelo con dos victorias seguidas, volvieron a caer.

El partido se definió en el último cuarto. Un triple de Stephen Curry (27 pts) seguido por otro de Klay Thompson (17 pts), puso a la franquicia de San Francisco por delante en el marcador 111-109. Sin embargo, De’Aaron Fox despertó su zorro interior para registrar siete puntos seguidos y darle la ventaja definitiva a Sacramento, que ya suma tres triunfos consecutivos, su mejor racha desde que inició la campaña.

Brooklyn Nets 103 – Los Angeles Lakers 116

Kevin Durant (31 pts) volvió a dar la cara por Brooklyn pero esta vez no alcanzó. Los 37 puntos de Anthony Davis, que pulió su doble-doble con 18 rebotes, fueron más efectivos y los Lakers derrotaron por 116-103 a los Nets, para volver a saborear una victoria después de cinco partidos. La franquicia angelina contó también con el aporte de 25 unidades por parte de Lonnie Walker IV, además de la buena incidencia de Russell Westbrook.

El base registró, saliendo desde la banca, un doble-doble de 14 puntos y 12 asistencias, aunque se encontró muy ineficiente desde la larga distancia, habiendo acertado apenas un triple de los seis que intentó. Russ también protagonizó una bestial tapa al mejor estilo Ginóbili-Harden sobre Durant, que acabó el encuentro con un 50% de campo. Los Nets volvieron a caer después de dos triunfos seguidos y se espera que para el próximo juego ante los Sacramento Kings puedan contar con Kyrie Irving en sus filas.


Temas



Otras Noticias




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *