ACASSUSO 2 – CAÑUELAS 1: LAURO FUE BICHO Y LOS DEMÁS NO LO DEJARON A GAMBA

Por: Marcelo Patroncini | mayo 8, 2021


El Quemero volvió al triunfo después de cuatro fechas y derrotó por 2 a 1 al Tambero en cancha del Deportivo Armenio. El equipo de Jorge Benítez mostró sus armas en Ingeniero Maschwitz para enderezar el rumbo a mitad de campeonato. Floja actuación del elenco de Martín Perelman.

Pressing y asfixia en la salida del rival. Acassuso ahorcó desde el vamos a Cañuelas y consiguió lo que buscaba en el primer tiempo. En la complementaria pareció quedarse sin nafta y eso le permitió crecer a sus oponentes. Pero, con el tanque de reserva que aún tenía de gasolina, volvió a apretar el aceleradore para quedarse con las tres unidades.

El arranque fue apasionante porque Federico Sellecchia castigó desde la medialuna y le sacó astillas a la cueva de Tomás Lingua Bender. La respuesta de la visita no tardó en llegar con un zapatazo del ex Platense, Julián Cano, que salió pidiendo permiso por el costado del caño derecho de Juan Dobboletta.

Acassuso era más Lingua Bender le ahogó el grito a Rossi en una oportunidad inmejorable y bajo los tres palos cuando apenas iban 7 minutos de partido. Sin embargo, el otrora Deportivo Morón tuvo revancha y anotó de penal tras una jugada rápida e inteligente de Lauro Gamba que fue muy «Bicho», efectuó rápido un saque de banda, y todo derivó en un penal sobre Sellecchia cuando se jugaban 27 del capítulo inicial.

El control del local se opacó con la lesión de Gamba. Ahí se terminaron los desbordes venenosos por el costado derecho y lo poco que podían generar partían de los mágicos botines de Esteban Pipino, o de la lucha constante del Sellechia. Y en la complementaria el Tambero se atrevió a algo más. Mauro Frattini probó dos veces desde afuera pero una se fue desviada y la otra cayó en los guantes de Dobboletta. El Quemero llegaba con situaciones aisladas y casi fortuitas como una de Daniel Silvani que le entró mal pero la pelota cobró efecto y por poco no se clavó contra la ratonera izquierda de Lingua Bender.

A los 24 minutos del capítulo final, y prácticamente sin buscarlo demasiado, los de Perelman empataron el encuentro en un centro de Gonzalo Rodríguez que Santiago Sosa controló con el pecho y acabó definiendo de caño ante el estéril achique del guardameta. Allí creció el ego y la imagen del conjunto albirrojo que apostó a ganador pero no tuvo con qué y, para colmo, lo terminó perdiendo puesto a que un cabezazo de Silvani y una serie de rebotes le permitió a Sellechia empujar una pelota al fondo de la red para desatar la locura en el club de San Isidro.

Cañuelas, que como visitante sólo cosechó un punto de los quince que jugó, sumó además su tercera derrota al hilo para quedar en los puestos de abajo de la Primera B Metropolitana. Acassuso se impuso por 2 a 1 gracias al gran trabajo de «Lauro» que fue «Bicho» y que, cuando él no estuvo, sus compañeros le hicieron la «Gamba» para regalarle (y regalarse) un triunfo tan merecido como necesitado.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente