TENIS: SE DURMIÓ Y LO HICIERON CARTERA

Leonardo Mayer (36°) perdió en el debut por 6-3, 7-6, 6-7, 6-7 y 1-6 ante el alemán Jan-Lennard Struff (64°) y quedó eliminado del tercer Grand Slam de la temporada. Así, se convirtió en el primer argentino en despedirse del torneo.

Como afirma el dicho popular, “cocodrilo que se duerme es cartera”, en este caso le pasó al yacaré Mayer que perdió un partido que tenía controlado. Después de batallar más de tres horas en la cancha 14, Struff se impuso por 3-2, dejando afuera al argentino.

En los primeros sets, Mayer tomó la delantera en el juego y el desarrollo del encuentro era favorable para el correntino. 6-3 y 7-6 fueron los resultados parciales que alegraban al Yacaré y le daban la victoria en la primera presentación de Wimbledon. Teniendo en cuenta que es una superficie que no le queda cómoda a los argentinos, era un buen debut el que mantenía Mayer. Sin embargo, el alemán se recuperó y terminó dando vuelta la historia.

Con el saque como característica principal del oriundo de Warstein, localidad ubicada a casi quinientos kilómetros de Berlín (Alemania), Mayer fue perdiendo puntos hasta terminar quedando sin chances de levantar el partido. Como si fuera poco, los errores empezaron a verse más en el tenista albiceleste y eso complicó aún más su situación en el tablero. Finalmente, el último set, Struff lo vapuleó 6-1 y liquidó la llave. Ahora, espera por el croata Ivo Karlović que viene de vencer casi sin sobresaltos al ruso Mijaíl Yuzhny por 4-6; 7-5; 7-6 y 6-3.

Foto: Gentileza de AFP.