Se cumplen 12 años del único gol de Palermo, el ídolo de Boca, en una Copa del Mundo

POLOKWANE, SOUTH AFRICA - JUNE 22: Martin Palermo of Argentina (C) celebrates scoring the second goal with team mates Lionel Messi and Clemente Rodriguez during the 2010 FIFA World Cup South Africa Group B match between Greece and Argentina at Peter Mokaba Stadium on June 22, 2010 in Polokwane, South Africa. (Photo by Phil Cole/Getty Images)

Por: Marcelo Patroncini | junio 22, 2022


Los goles del «Titán» en todos sus ámbitos quedarán en el recuerdo colectivo de los amantes del deporte más maravilloso de todos. Ya sea con la pilcha de Estudiantes de La Plata o con la de Boca Juniors, donde se convirtió en el máximo artillero del club de la ribera, Martín Palermo escribió capítulos fascinantes en el mundo del fútbol. Un 22 de junio de 2010, hace exactamente 12 años, redactó uno de los más inolvidables cuando anotó su único tanto en un Mundial con la Albiceleste.

El rubio delantero fue clave en la clasificación de la Selección Argentina a Sudáfrica 2010 con un gol agónico frente a Perú en el Monumental. Ese festejo de palomita de un Diego Maradona ya vestido de director técnico bajo el diluvio en cancha de River le valió también al ex Betis de España un lugar entre los 23 convocados por «Pelusa» para la cita máxima.

Palermo no tenía una competencia tranquila en búsqueda de minutos en un Mundial. Sus 36 años lo ubicaban como el más viejo del plantel junto a un viejo conocido como Juan Sebastián Verón. Los delanteros que el director técnico usaba habitualmente eran Carlos Tévez, Gonzalo Higuaín y Lionel Messi. Así también, Sergio Agúero que estaba en el Atlético Madrid y el ex Racing, Diego Milito, se convertían en las principales piezas de recambio.

Con la Albiceleste ya clasificada a octavos de final, Maradona le dio el gran gusto al «Titán». A ocho minutos para el cierre lo metió en cancha en lugar del «Príncipe» Milito y ese poco tiempo le bastó al delantero de Boca Juniors para darse el gran gusto de su vida. En la noche de Polokwane, no sólo debutaba en un Mundial sino que también anotaba el único tanto en un evento de tamaña magnitud.

Iban 43 del segundo tiempo cuando Messi encaró de derecha a izquierda y probó suerte desde la medialuna. Alexandros Tzorvas dio rebote al disparo del atacante que ya descollaba en Barcelona sin imaginarse que la pelota le quedaría servida al «optimista del gol». Palermo, sin dudarlo, capturó el esférico y lo mandó al fondo de la cueva para desatar su alocada celebración.

Argentina, esa noche del 22 de junio de 2010, derrotó por 2 a 0 a Grecia para clasificar a octavos de final de Sudáfrica 2010 con puntaje ideal. La apertura del marcador había sido de Martín Demichelis que brillaba en el Bayern Múnich de Alemania. El tanto decisivo lo marcó uno de los delanteros más maravillosos del fútbol argentino que tuvo su día soñado hace exactamente 12 años y en una Copa del Mundo.

Foto: Photo by Phil Cole/Getty Images

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente