SANTAMARINA (TAN) 1 – SAN MARTÍN (TUC) 0: EL 13 DE LA SUERTE

Santamarina venció por la mínima a San Martín de Tucumán confirmando que en Tandil es un rival duro de roer, el Aurinegro suma trece partidos al hilo sin caer derrotado en su casa. El Santo tucumano tenía la posibilidad de asegurar matemáticamente su permanencia en la categoría, ahora deberá aguardar.

Todos juegan por algo en el cierre de esta maratónica temporada del Nacional B, algunos con más urgencia que otros, pero con la común obligación de sumar la mayor cantidad de puntos posibles pensando en lo que vendrá. No fue la excepción el partido que disputaron en el Estadio Municipal General San Martín el Club y Biblioteca Ramón Santamarina de Tandil y el Club Atlético San Martín de Tucumán. El Aurinegro quería llegar a los cincuenta puntos y empezar a ganar tranquilidad para la próxima temporada, armar un buen colchón de puntos para solo apuntar su vista hacia la zona alta de la tabla. Por su parte el Ciruja tenía la posibilidad de asegurar matemáticamente su permanencia en el Nacional B, debía sumar tres.

La gélida temperatura que se manifestó en la bellísima Tandil no tardó en hacerse notar dentro del campo de juego. Ambos equipos mostraron cartas de discreción, abusaron de los pelotazos frontales y se mantuvieron bien lejos de las porterías. Pese a todo esto al quinto minuto de juego una jugada polémica, Sosa recupera la pelota en terreno rival y juega un preciso pase para Martín Michel que define a gol. Sin embargo el juez Mariano Ejarque anuló la conquista a instancias de su línea Pietro, el atacante local parecía habilitado.

Poco por aquí, poco por allá. El Santo tucumano se mostraba más entero y con mejor predisposición a la hora de manejar la pelota, sin embargo el peligro no pasaba de centros largos o remates desviados. Santamarina contagiaba poco dentro del field.

Ya en el complemento llegaría la jugada que definiría todo, a los 22 minutos. Milton Zárate ejecutó un tiro desde la esquina izquierda, Lucas Acevedo peinó la pelota en el primer palo y Alfredo González Bordón voló en una cuasi palomita para meter el tremendo cabezazo que rompió la resistencia de Taborda confirmando el uno a cero.

El resultado fue inamovible, más allá de un San Martín que buscó el empate con más empuje que claridad.

Final y triunfo local. Santamarina alcanzó las cincuenta unidades y lleva trece partidos sin conocer la derrota en Tandil. Los de Héctor Arzubialde visitarán la próxima fecha a Crucero del Norte.

San Martín, que cayó como visitante luego de seis partidos, alcanzó su cuarto cotejo al hilo sin triunfos y perdió el tren de la salvación inmediata. El Santo de Diego Cagna deberá esperar otros resultados para volver a quedar a tiro de eximirse matemáticamente cuando reciba a Flandria.

Acerca de Nicolás Ziccardi 8272 Articles
El fútbol a sol y sombra. Nostálgico de los grandísimos artistas que brillan con el balón. Maradoniano. Corriendo siempre detrás de la pelota.