SACACHISPAS: EL COLOR LILA DE UNA TARDE EN VILLA SOLDATI

No hay dudas que el color del Ascenso es llamativo para todos los fanáticos del fútbol. Una tarde de partido en el estadio Beto Larrosa de Sacachispas alcanza para definir a las categorías que exceden a la Superliga. Todos ayudan: desde jugadores, hinchas y hasta los espectadores que hacen «locuras» y se divierten fuera y dentro del campo de juego.

No hace falta ni que empiece la acción en el césped para observar detalles coloridos dentro del escenario. Del alambrado de la popular lucen dos banners de motivación y desdramatización al deporte que tanto amamos: «No es grande quien nunca falla, sino quien nunca se da por vencido» y «Esto es un juego». Parte de estos mensajes lo vivieron en persona los propios protagonistas que hicieron historia en la temporada pasada (2016/2017) con el primer ascenso a la Primera B Metropolitana.

Con el pasar de los minutos, la mirada apunta nuevamente a la tribuna local y rápidamente llaman la atención algunas banderas que uno no imagina ver en un cancha. «Por una Argentina sin pasta base», dice un trapo en la popu con un texto claro con la droga. ¿Quién podría pensar que el 4 histórico del Lila, Darío Carpintero, compartiría un trapo con La Mona Giménez? Y todo puede pasar en este entorno como encontrar un estandarte con los escudos de Saca y el Palermo de Italia juntos. Impensado pero real.

Para una persona que no conoce las locuras de los futbolistas de Sacachispas en el último tiempo se sorprendería -sin dudas- cuando todos se reúnen y hacen formaciones extrañas para lo futbolísticamente habitual. A pesar de la posición actual en la tabla de los promedios, los muchachos no dejan de divertirse con el respeto a la situación de lucha en el descenso.

Por detrás del arco que da a la calle Lacarra pasa la autopista Cámpora, una ubicación perfecta para ver los movimientos de la pelota. En todos los partidos siempre hay algún «loco» que se detiene a mirar a los 22 tipos que corren por la verde gramilla. Algunos inventan desperfectos mecánicos como excusa y otros, directamente, paran sin ninguna justificación. La gendarmería ya tiene la experiencia suficiente para captar a este tipo de «curiosos» y los echa en pocos minutos.

Ir a la cancha de Sacachispas es una de las representaciones del Ascenso Argentino. Un club que ha crecido en los últimos años con su nueva platea, su primer título a la B Metro y su mensaje positivo ante un fútbol tan demacrado.

Acerca de Francisco Alí 13790 Articles
Nació un día después del gol del Diego a los ingleses pero llegó justo para el postre contra Alemania Federal. El fútbol es su vida. Escribe de la misma manera que juega: excelente. Por eso es crack. Los Piojos y Atlético Madrid son su debilidad. En 2005 fundó esta locura llamada Vermouth Deportivo.
Contacto: Sitio web