RUMANIA 3 – MACEDONIA 2: TENÍA QUE SER UN TAL HAGI…

La Tricolorii dio el primer gran paso para volver a soñar con jugar un Mundial. En Bucarest, y en una contienda muy apretada, los de Matei Radoi pasaron de ganar cómodos a empatar 2 a 2. Finalmente, apareció el hijo del «Maradona de los Cárpatos», y estampó el 3 a 2 definitivo con el que los Dacios vencieron al Lince Rojo en el debut de las eliminatorias europeas rumbo a Qatar 2022.

Italia 90, Estados Unidos 94, y Francia 98. En todos pasando de ronda. Rumania se perfilaba como una de esas selecciones que querían meterse definitivamente en todas las citas continentales por excelencia. Sin embargo, la debacle deportiva llegó con el milenio y ahora, con sangre joven, el conjunto oriental dio muestra de caracter ante Macedonia.

El dueño de casa salió decidido a hacer pressing sobre la salida del rival en el inicio del encuentro. Sin embargo la primera clara de la noche fue para los de Igor Angelovski cuando Ilija Nestorovski remató desviado a los 7 minutos de la primera mitad. Para colmo, a los de Radoi se les lesionó su delantero, Florinei Coman, y los papeles de la previa parecían desvanecerse por completo.

No obstante, Rumania, continuó con su protagonismo. Stole Dimitrievski le tapó el gol a Dennis Man, Nicusor Bancu, y a Vlad Chiriches, pero la cuarta fue la vencida. Y a pesar del gran esfuerzo del arquero de Macedonia que no llegó por muy poco, el tanto de Florin Tanase puso el 1 a 0 merecido en la noche de Bucarest.

El primer tiempo se tornó de ida y vuelta, con llegadas claras en ambos lados, hasta que el dueño de casa estiró diferencias en el inicio de la complementaria. Iban 4 minutos cuando, el debutante, Valentin Mihaila apiló tres rivales y desde afuera del área grande sacó un remate furioso que se guardó contra el palo izquierdo de Dimitrievski. Golazo y festejo alocado de un pibe ya juega en la Serie A de Italia.

Tanase, y el propio jovenzuelo del Parma, pudieron liquidar la historia pero no lo hicieron. El Lince Rojo, a pesar de tener al reloj y al marcador en contra, no bajó los brazos. El descuento llegó un un cabezazo de Arijan Ademi a los 37 del segundo tiempo y, el empate, sesenta segundos después, por intermedio de Aleksandar Trajkovski. Pero el asunto no podía terminar 2 a 2 y la Tricolorii soñó despierta gracias Ianis Hagi. El hijo del fenomenal Gheorghe, recibió un pase de Razvan Marin y, con un disparo seco, le dio el triunfo a los locales, cuando faltaban cinco para el tiempo reglamentario, festejando con su índice cruzando sus labios y callando todo tipo de críticas que podían llegar.

Macedionia podía llevarse un punto para su casa y llegar con otras expectativas al juego del domingo frente a Liechtenstein. Rumania, que quiere ir a Qatar 2022 y volver al ruedo internacional, ganó 3 a 2 en Bucarest. Y, con Hagi y companía, recibirán a Alemania que viene de golear a Islandia, justamente otro de los que querrá pelear por un lugar en la Copa del Mundo.

Acerca de Marcelo Patroncini 17828 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web