Rally Dakar: Sainz se anotó otra Especial

Imagen: @Dakar

Por: Mariano Álvarez | enero 13, 2022


Carlos Sainz (Audi) resultó ser el ganador de la Etapa 11 del Rally Dakar en autos. Para el español, fue su segundo éxito en la presente edición y el N°41 de su historial. En la General, Nasser Al-Attiyah (Toyota), ya se prueba la corona y afrontará el último día de competencia con una ventaja superior a los 33 minutos.

Todo concluye al fin nada puede escapar, todo tiene un final todo termina… la edición N°44 de la prueba más difícil del mundo, entró en su epílogo. La jornada de hoy fue la penúltima del 2022, siendo la última que se pasa en un vivac en el medio del desierto. Las cartas ya están echadas y mañana será día de festejos (para unos si y otros no), en el podio de Jeddah.

La especial de hoy, estaba marcada en rojo porque en la previa se intuía como la más difícil de las 12 del cronograma. Sin embargo, los protagonistas la sortearon sin grandes dificultades y no hubo cambios de importancia en el lote de vanguardia. Fueron 346 kilómetros cronometrados con inicio y final en Bisha.

Los ojos una vez más estaban posados en Al-Attiyah y Sébastien Loeb. Los dos pretendientes a la corona desde un principio; que se trenzaron en un mano a mano día a día. El francés tenía la misión (y obligación) de ir por todas, para llegar a mañana con expectativas reales. Logró el cometido (a medias) al rebanarle 4 minutos al qatarí, pero sin embargo una penalización por exceso de velocidad (5´); lo reposicionó por detrás de Nasser en la Etapa.

De esta manera, a la jornada definitiva Al-Attiyah llegará con la Toyota N°201 con 33´19´´ de ventaja sobre Loeb. Todo está dado para que el “Príncipe del Desierto” conquiste su cuarto Dakar y el primero en Arabia Saudita. «Ha sido una etapa muy difícil. Vamos por el buen camino, mañana la etapa es corta y buscaremos mantener el ritmo. Es muy importante ganar esta carrera. Hemos ido en cabeza desde el principio y hemos ido trabajándonos la victoria. El Dakar no es fácil, pero ya tenemos mucha experiencia y no hace falta ganar todos los días”, expresó Nasser que ya se prueba la corona.

En tanto, Loeb comentó:  «Hemos hecho una buena especial, atacando de principio a fin sin cometer errores. Hicimos lo que pudimos. Sigo haciendo mis especiales y disfrutando con Fabian. Al llegar al rally, no sabíamos en qué puesto íbamos a quedar, así que un segundo puesto no está mal. Se ve que el coche está a la altura y eso está genial”. El francés parece estar ya resignado en su lucha con Nasser.

Claro está que hubo un ganador este jueves y fue Carlos Sainz con el Audi N°202. El español dominó de principio a fin la Etapa 11, para lograr su segundo halago en esta temporada y el 41 en su historial dakariano. El madrileño, navegó como nadie y le dio a la marca de los cuatro anillos, el segundo éxito en fila. «Estoy muy contento con la etapa. Ha habido de todo: hierba de camello, dunas, más dunas, navegación, rocas, cauces secos. Muy completa y muy difícil abrir hoy”, narró Sainz.

Sin dudas que, en esta segunda semana, se vio un dominio de Audi que hasta el momento cosechó 3 de las 5 especiales que se disputaron tras el día de descanso. Una vez solucionados los problemas en la amortiguación, los coches alemanes fueron la referencia y dejan el camino allanado para el 2023. Pero sin dudas que la gran pregunta es ¿Qué hubiese pasado si venían con el prototipo ya desarrollado?…

Segundo llegó Lucio Álvarez (Toyota) en su mejor trabajo en el Dakar. El mendocino que perdió toda chances de podio días atrás (problemas en el diferencial), siempre estuvo metido en la pelea grande. El resultado final, no debe opacar su gran tarea en su regreso a la prueba.

Mattias Ekström (Audi) concluyó tercero a 3´53´´ de su compañero de equipo. El sueco, que viene en franco ascenso, ya es noveno en el clasificador (estaba 36 tras la Etapa 1) y con la mira puesta en el octavo Serradori. Hay cinco minutos entre ellos. ¿Podrá el escandinavo doblegar al francés?

Nani Roma pudo tener un día tranquilo y llevó al Hunter a buen puerto, al ubicarse en la cuarta plaza.

Quinto concluyó Giniel De Villiers que ascendió a dicha ubicación en la Genera. El sudafricano que tuvo un inicio tormentoso (atropelló a dos motociclistas), pudo enderezar el rumbo y con victoria de especial incluida, está en el top five.

Sexto fue Stéphane Peterhansel que penó con tener que abrir la ruta. Una vez resueltos los problemas mecánicos en su Audi, no bajó del lugar 8 en cada jornada dakariana; Nasser Al-Attiyah llegó séptimo y dejó todo preparado para festejar mañana; un lugar más atrás, finalmente aparece Sébastien Loeb con el recargo sufrido por exceso de velocidad; noveno finalizó Orlando Terranova que le descontó a Yazeed Al Rajhi, pero no lo suficiente para aspirar al podio en tanto que Mathieu Serradori completó las primeras diez ubicaciones.

Bernhard Ten Brinke de un irregular rally fue 11; Shameer Variawa de buena especial quedó 12 por delante de Al Rajhi. El piloto saudí perdió algo de tiempo, pero igualmente llegará con margen con respecto a Terranova. El local tiene 28 minutos a su favor contra el argentino, en la puja por ingresar al top tres.

Jakub Przygonski con el MINI del X-Raid terminó 14 y cedió su quinto puesto de la General en manos de De Villiers.

A nivel retrasos, se destaca el de Henk Lategan que largó 4°, pero sufrió problemas mecánicos en el kilómetro 80 perdiendo casi dos horas. El sudafricano finalmente arribó 50 con la Hilux.

Este viernes se termina el Rally Dakar con la Etapa 12. Serán 164 kilómetros cronometrados entre Bisha y Jeddah. Para la gran mayoría, será un “paseo veloz” al podio de llegada; por el cual tanto trabajaron en arduas e interminables doce jornadas.  

POSICIONES DE LA GENERAL:

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente