QUILMES 2 – COLÓN 4: CERVEZA SANTA FE

Puntaje ideal para el Sabalero que se permite soñar con una inolvidable campaña en la máxima categoría del fútbol argentino. Tras varios años irregulares esta vez lo del conjunto santafesino aparenta brindar un buen espectáculo en cada cancha. Así despachó al Cervecero que falló demasiado en el fondo frente a un rival con jugadores de muy buen pie que no lo perdonaron y finalmente los de Darío Franco se impusieron en el estadio Centenario por 4 a 2.

Fue un partido que pudo ser para cualquiera de los dos. El resultado en sí mismo no dice mucho ya que también lo de Alfredo Grelak tuvieron varias situaciones claras pero se toparon con la figura de Jorge Broun. En cambio, lo que pasó en el área rival, fue todo lo contrario. En la primera llegada neta del partido «Fatura» desvió al córner un terrible cabezazo a quemarropa de Lucas Pérez Godoy. Sin embargo con el correr de los minutos la contienda se fue emparejando y Colón empezó a mostrar sus armas en el sur del Gran Buenos Aires.

No llegaba al cuarto de hora cuando Mauricio Sperdutti se internó en el área grande, desbordó ante la débil marca de sus oponentes, y asistió a Franco Mazurek quien bajo los tres palos sólo tuvo que empujar la caprichosa para marcar el 1 a 0. Ganaba el Sabalero y comenzaba a justificarlo con el librito del buen pie que propone siempre su entrenador. Pero poco antes de la media hora el Cervecero se encontró con el empate a través de un cabezazo de Ezequiel Rescaldani que le cambió la trayectoria al esférico para estampar el 1 a 1 con el que ambos se irían a los camarines.

Sin embargo para el inicio de la complementaria Grelak sacó a Sebastián Romero y el dueño de casa sintió en demasía la ausencia de «Chirola». Para ese entonces la parda dejó de ser protagonista y le dejó paso al diluvio que cayó sobre la verde gramilla que aguantó de sobremanera todo el caudal de agua brindado desde el cielo. No sólo cayó agua desde el techo celestial sino que también un regalo para la visita porque un disparo que dio en la mano de Adrián Calello derivó en el penal que Pablo Ledesma cambió por gol para poner la contienda 2 a 1.

Quilmes, sin reaccionar, dejó que los de Franco se lo lleven por delante. Con un abanico de desaciertos en el fondo llegó el tercero y nuevamente fue Ledesma el que se anotó en el Centenario tras una serie de rebotes que los locales no supieron como despejar. Para colmo, con el 3 a 1 en contra, Broun le sacó un terrible cabezazo a Brian Mansilla que podía haber puesto en juego otra vez al dueño de casa. Y en cambio Colón siguió siendo una máquina de atacar con grandes actuaciones de muchos jugadores e interesantes proyecciones por las bandas.

A los 26 Nicolás Silva cabeceó sin marca y derrotó a Walter Benítez para clavar el 4 a 1 que, a esa altura, era irreversible. Pasada la media hora de la etapa final «Fatura» le tapó otra ocasión clarísima a Rescaldani pero, más tarde, el ex Vélez pudo estamapar el 4 a 2 final tras un penal que sólo Fernando Espinoza vio por una supuesta infracción de Germán Conti.

Quilmes volvió a perder en este campeonato y ya suma nueve goles en contra en tan sólo dos fechas. Colón, con el 4 a 2 en el Centenario, se trepó a los más alto del campeonato y festejó con cerveza. Santa Fe, claramente.

Acerca de Marcelo Patroncini 17849 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web