PEÑAROL (URUGUAY) 4 [6]- CERRO LARGO (URUGUAY) 1 [3]: CON EL PESO DE LA HISTORIA

Peñarol goleó a Cerro Largo en el desquite de la fase previa y se metió en instancia de Grupos de la Copa Sudamericana. Fue cuatro a uno para el Manya con los aportes goleadores de Agustín Álvarez Martínez -por duplicado-, Facundo Torres y David Terans.

Sonaba difícil que Peñarol, uno de los más grandes de Uruguay así como también de América, quede relegado de toda participación internacional. Pero para poder dar el presente en la fase de Grupos de esta renovada Copa Sudamericana, el Carbonero debía revalidar lo hecho en la ida cuando igualó 2-2 con Cerro Largo.

Desde el comienzo, los dirigidos por Mauricio Larriera fueron al ataque y encontrarían un rápido premio ya que, a los 4 minutos, el cero se rompería cuando Agustín Álvarez Martínez entró al área desde el sector derecho y sacó un latigazo cruzado para vencer al arquero y poner el 1-0.

Sin embargo, los de Luis Danielo Núñez no se entregarían sin antes pelear y, a los 20 minutos, el partido se pondría en tablas con una gran ejecución de un tiro libre por parte de Mauri Estol, colgándola de un ángulo y estableciendo el 1-1.

Pero Peñarol volvería a la ofensiva y, antes de la llegada del descanso, prácticamente le pondría punto final a la eliminatoria: primero, a los 30, Facundo Torres le dio con su zurda y la colocó junto a un poste para el 2-1; luego, a los 43, otra vez aparecería Álvarez Martínez para empujar un centro desde la izquierda y cantar el 3-1.

En el complemento, el Manya conseguiría una nueva anotación para decorar el resultado. Sobre los 15 minutos, David Terans escaparía de su marca para enfrentar al arquero y sacar un disparo que encontraría un desvío cómplice de Robinson Ferreira para señalar el 4-1 que sería definitivo.

No hubo tiempo para más, fue goleada de Peñarol para acceder a la siguiente instancia donde compartirá el Grupo E con Corinthians de Brasi, Sport Huancayo de Perú y River de Paraguay.

Acerca de Lautaro Castiglioni 4773 Articles
Nació en febrero de 1996 bajo el apodo de "Laucha". En sus jóvenes años se volcó al fútbol y al basket para convertirse en un erudito del periodismo deportivo. Dueño de una pluma intachable y de una madurez envidiable. Su cable a tierra está en Pergamino.