Partidos controlados

La Liga Argentina de Básquet nos ofreció tres encuentros donde Lanús, Salta Basket y San Isidro fueron claros ganadores de sus partidos.

Club Del Progreso (General Roca) 83 – Lanús 90:

La primera mitad se la repartieron, el primer cuarto para Del Progreso y el segundo para Lanús. Desde los triples de Leonardo Solis, el local sacó una ventaja de 10 que no pudo mantener por las anotaciones en la pintura de Sebastián Chaine. En el segundo período, la banca Granate encontró espacios y con 29 puntos en 10 minutos le dieron a su equipo una diferencia de ocho al entretiempo.

En la segunda parte, los de Leonardo Costa mantuvieron el liderato. Aun así, el arranque fue positivo al local que achicó a tres con las canastas de Valentín Burgos. Pasado ese mal inicio, Lanús buscó a Juan Kelly y Chaine para sumar y estirar a 15. En los primeros minutos del último cuarto, la banca visitante continuó con la buena producción para sacar la máxima de 20. En el resto del juego, Ezequiel Dupuy tuvo vía libre para anotar, y así maquillar la derrota de su equipo.

Foto: Lanús

Salta Basket 91 – Independiente (Oliva) 86:

El primer cuarto fue parejo. Desde el inicio, ambos quintetos lograron sumar, pero con el paso de los minutos, los salteños se hicieron más fuertes con su banca. La leve ventaja que tenía el local al cierre del primer cuarto se extendió en el inicio del segundo, cuando la rotación metió un parcial de 10-1. Con la vuelta de los iniciales, Independiente logró bajar la brecha de 14 a nueve.

Tras el descanso largo, las anotaciones en ambos conjuntos fueron parejas, situación que benefició a Salta. Durante el tercer cuarto, los de Oliva buscaron remontar, pero el quinteto de José Luís Pisani logró mantener la distancia. En el arranque del último cuarto, la visita se volvió a meter en partido con su banca, la cual achicó la brecha a tres. Rápidamente, el dúo de Cristián Cardo y Gonzalo Guevara se encargó del ataque de Los Infernales para volver a estirar y asegurar la victoria.

Foto: Realidad Deportiva

San Isidro (San Francisco) 70 – Rivadavia Basket (Mendoza) 60:

La primera mitad fue pareja y de un goleo bajo. En el primer cuarto, el conjunto mendocino dependió de las individualidades de Alejandro Madera para poner en ventaja a su equipo. En el comienzo del segundo período, los iniciales de Rivadavia pudieron controlar en ambos costados, y así sacar una diferencia de doble dígito. Ante la baja cantidad de puntos en el cuarto, los locales necesitaron de sus titulares para cerrar la mitad abajo por cinco.

Pese a que la visita arrancó mejor la segunda parte, los de San Francisco se mostraron en mejor estado. Desde las anotaciones en la pintura de Juan Cruz Oberto, el local pudo igualar el partido en 46. En el último cuarto, el elenco de Daniel Beltramo tuvo su mejor desempeño en ataque. La gran efectividad de Emilio Stucky, con el acompañamiento de Oberto, le dio el un amplío liderato a San Isidro. Por el contrario, el bajo goleo de Rivadavia le impidió mantenerse en partido.

Foto: Prensa San Isidro