¡Noche gloriosa! – Instituto venció por 3-2 a Boca en la Bombonera en una noche llena de polémicas

El conjunto cordobés se impuso por 3-2 con los goles de Joaquín Varela, Adrián Martínez y Santiago Rodríguez ante el Xeneize (Payero y Merentiel) en una noche donde el arbitraje de Jorge Baliño estuvo en la mira.

En la Bombonera uno buscaba recuperarse y el otro dar el golpe para seguir redondeando una más que aceptable campaña y los flashes iniciales se los llevó la Gloria porque rodeó la manzana a Boca y lo sometió con buena movilidad por los costados más un juego directo para los movedizos Adrián Martínez y Santi Rodríguez. Fue así que abrió la noche con una gran jugada de laboratorio de Lucas Bovaglio porque parecía que Martínez reventaba pero abrió para Corda que sacó un centro llovido para que Gabriel Graciani, antes de salir lesionado, la meta dentro del área con un cabezazo para que Joaquín Varela abra la cuenta para la visita. Esto conmovió a un Boca abrumado y demasiado quieto en todos los sectores. El 9 se la fabricó, se le coló a la zaga y puso el 2-0 ante el estupor de todos.

La gente buscó despertar a un equipo sin respuestas. Instituto se fue atrasando y cediéndole la iniciativa a Boca que más allá trató de reaccionar con más empuje que fútbol. Primero fue Benedetto que convirtió pero anulado por el linea y corroborado vía VAR. Después Boca se encomendó a Villa con algún desborde pero le faltó la puntada final y cuando se iba el primer tiempo Martín Payero de tiro libre descontó para ponerle pimienta al segundo tiempo. Lo que no encontró con funcionamiento Boca lo halló con el empuje de Langoni y Equi Fernández. Instituto hizo mucho para irse cortito en ventaja aunque había cedido muchos espacios.

En el complemento el que siguió enchufado fue la visita porque antes del minuto fue que Adrián Martínez, una auténtica pesadilla , armó un jugador que Santi Rodríguez facturó para el 3-1. Boca siguió igual que en el primer tiempo, errático y hasta sin suerte como en ese remate de Payero que se fue apenas alta.

Los de Bovaglio apelaron al aplomo y vaya si lo demostró a lo largo de toda la noche porque se multiplicó para ocupar cada sector y hacerle la vida imposible al local que tuvo espasmos de fútbol a lo largo de todo el partido. Ibarra movió el banco pero sin seguir encontrando alguna solución al enorme déficit. Villa y Pol se retiraron reprobados e Instituto coqueteaba con el cuarto que evitó Chiquito Romero.

El final llegó con el Xeneize tratando de encontrar un descuento que llegaría vía Metentiel. El partido se puso al rojo vivo con golpes, patadas y empujones. Boca apuró con lo que tuvo y pudo ser en esa chance que pidió penal de Carranza al uruguayo. Pero Baliño, tras chequear, no lo sancionó. Ganó la visita e hizo historia.

Acerca de Francisco Páez 2067 Articles
Nació en abril de 1989 como "Pancho" pero luego rebautizado FramPa. Su amor por la lectura de diarios deportivos en su adolescencia lo llevó a estudiar y recibirse de lo que siempre quiso. La noticia es su excusa para dar rienda suelta a su pasión: redactar de cuánto deporte haya.
Contacto: Sitio web