Noche de triunfos fáciles y peleados

La jornada de NBA se destacó por las victorias en tiempo extra de Milwaukee Bucks y Chicago Bulls, mientras que, Detroit Pistons, Atlanta Hawks y Utah Jazz superaron a sus rivales sin dificultades.

Philadelphia 76ers 94 – Detroit Pistons 102:

Los Sixers estuvieron al frente en la primera mitad, pero sin sacar una gran ventaja. El buen inicio que tuvo el quinteto visitante fue el responsable de una diferencia de ocho, la cual bajó a cinco con la entrada de la banca local. El segundo período fue un constante ida y vuelta entre James Harden y Cade Cunningham que terminó con el marcador 54-50 a favor de Philadelphia.

La segunda parte arrancó con la misma paridad que la primera. La intensidad y el ritmo bajó en este tramo de juego, por lo que Doc Rivers se apoyó en Joel Embiid para mantener la distancia de seis en el tanteador. El último cuarto lo dominaron los Pistons de punta a punta. En el comienzo, la banca pasó al frente, y en el final, Saddiq Bey y Cunningham continuaron la remontada para quedarse con la victoria por 102 a 94.

Cleveland Cavaliers 107 – Atlanta Hawks 131:

Los Hawks dominaron el partido desde la primera posesión. El primer cuarto fue un palo a palo donde brillaron los bases, Trae Young y Darius Garland, siendo el de Atlanta el que puso en ventaja a su equipo por ocho (28-36). La presencia de las bancas en el segundo período favoreció al local, el cual estiró la brecha a 13 al final de la mitad con las canastas de Onyeka Okongwu.

Los georgianos continuaron al frente en la segunda parte sin complicaciones. Los Cavs buscaron remontar, pero su bajo rendimiento en ataque y sus flojas defensas sobre Young fueron el motivo de que la desventaja aumente a 25 (75-100). Las rotaciones se hicieron presentes en el último cuarto. Sin posibilidades de cambios en el resultado, los Hawks mantuvieron la producción en ataque para sentenciar la victoria por 131 a 107.

Milwaukee Bucks 120 – Brooklyn Nets 119:

La primera mitad tuvo a los Nets al frente. Sorpresivamente, Bruce Brown y Nic Claxton fueron los lideres ofensivos de Brooklyn en el primer cuarto para sacar una ventaja de siete (23-30). En el arranque del segundo período, Kyrie Irving y Giannis Antetokounmpo fueron responsables de un palo a palo en el que los neoyorquinos sacaron la máxima de 11. Pasado ese punto, Khris Middleton comandó a los Bucks para achicar la brecha a cuatro al entretiempo (56-60).

El ritmo de juego subió tras el descanso largo. Desde el inicio, Antetokounmpo se hizo cargo del ataque de su equipo para pasar al frente por la mínima (87-86). Los Nets recuperaron el liderato y se mantuvieron por delante en el último cuarto con los triples de Seth Curry. A falta de dos minutos, Milwaukee metió un parcial de 7-0 con el que mandó el partido a tiempo extra (110-110).

La prórroga se jugó con el mismo ida y vuelta. Ante la salida de Middleton por falta flagrante, Antetokounmpo tuvo la responsabilidad de sentenciar el encuentro. A falta de tres segundos, el griego metió dos tiros libres con los que le dio la victoria a los Bucks por 120 a 119.

Los Angeles Clippers 130 – Chicago Bulls 135:

Los Clippers tomaron la delantera en el inicio del juego y la mantuvieron hasta el final. La diferencia entre ambos la generó Marcus Morris en el primer cuarto. Los Bulls buscaron mantener la pisada con la combinación entre Nikola Vucevic, Zach LaVine y DeMar DeRozan, pero el buen trabajo de Morris fue el que dejó el marcador 59-50 al descanso.

La segunda mitad arrancó pareja en anotaciones. Reggie Jackson se encargó de sostener la ventaja, mientras que, Chicago se intentó acercar con un goleo más distribuido. La visita hizo su mayor esfuerzo por remontar en el último cuarto. Bajo el mando de DeRozan, los Bulls lograron mandar el partido a tiempo extra (118-118).

La prórroga la dominó el conjunto de Billy Donovan. Los Clippers encontraron espacios en ataque con Reggie Jackson, pero sus malas defensas sobre DeRozan fue el motivo por el cual perdieron el partido 130 a 135.

Los Angeles Lakers 109 – Utah Jazz 122:

El Jazz hizo notar su calidad desde el comienzo del partido, donde sacó una diferencia de 10 con Donovan Mitchell. Los Lakers, sin LeBron James y Anthony Davis, se sostuvieron de las anotaciones de Dwight Howard para que el rival no se escape. La entrada de las bancas mejoró a la visita que se pudo acercar a dos puntos. Ya con los titulares en cancha, Utah volvió a estirar la brecha a 10 al cierre de la primera mitad (55-66).

La tendencia del juego continuó en la segunda parte. El único momento donde los angelinos se pudieron acercar fue en el arranque con Russell Westbrook y Malik Monk. Aun así, Mitchell fue imparable para la defensa, y el motivo por el cual la diferencia fue de 14 (85-99). En el último cuarto, el Jazz se hizo fuerte el la pintura con Rudy Gobert para sacar la máxima de 18 y sentenciar la victoria por 122 a 109.