Foto: Gary Dineen/NBAE via Getty Images

NBA: Milwaukee se mantiene invicto con Giannis como espectador

Ramiro Ohana noviembre 6, 2022


Los Bucks decidieron darle descanso al griego y aún así siguen ganando. Sacramento y Atlanta definieron en tiempo extra, mientras que Brooklyn se mantiene en racha desde la suspensión de Kyrie Irving. Boston se hizo fuerte en el MSG, Minnesota volvió a cantar victoria y Phoenix finalmente se impuso ante Portland. Denver, por su parte, gozó de una buena participación de la banca.

Sacramento Kings 126 – Orlando Magic 123

De’Aaron Fox hizo su primera aparición en cancha en lo que va de noviembre, tras recuperarse de una contusión en la rodilla derecha, y tuvo un regreso triunfal: registró los últimos seis puntos de Sacramento para estirar el juego ante Orlando hacia el tiempo extra, donde no solo pulió sus 37 puntos, sino que además convirtió sobre la chicharra un triple desde mitad de cancha para darle una agónica victoria a su equipo por 126-123 en el Amway Center.

Los Kings supieron recortar 20 puntos de desventaja en el tercer cuarto con dos triples seguidos de Kevin Huerter y un gran aporte de Domantas Sabonis (doble-doble de 25 pts y 11 reb) tirando un 71% de campo. Por parte del Magic, Paolo Banchero registró su mejor actuación en la NBA hasta el momento, firmando una planilla de 33 unidades y 16 rebotes para unirse a Shaquille O’Neal como los únicos novatos en la historia de la franquicia con un partido de +30 puntos y +10 rebotes.

Sin embargo, el italiano, que se convirtió en el segundo jugador más joven -por detrás de LeBron James- en la historia de la NBA con un partido de +30 puntos y +15 rebotes, no estuvo solo en ataque. Franz Wagner colaboró con 31 puntos, mientras que Bol Bol volvió a despertar el interés de toda la liga al anotar 23 unidades con un 91% de efectividad en tiros de campo. El gigantesco pívot solo falló uno de los tres triples que probó, mientras que en la pintura acertó todo lo que lanzó con sus 2,18 metros de altura.

Brooklyn Nets 98 – Charlotte Hornets 94

Kevin Durant lo volvió a hacer. La estrella de los Nets se calzó el equipo al hombro ante la suspensión de Kyrie Irving y sus 27 puntos alcanzaron para liderar a Brooklyn hacia una ajustada victoria por 98-94 ante Charlotte, que volvió a contar con la presencia de Terry Rozier después de siete partidos. Pese a la derrota, los Hornets recuperaron un arma clave en la ofensiva.

Es que esta noche, de las manos del base salieron 25 unidades y un total de seis triples, mientras que P.J. Washington y Kelly Oubre Jr. aportaron otros 18 puntos cada uno. Tras el partido, Durant no solo destacó la “sólida defensa” de los Nets, sino también de la unión del equipo al conseguir dos triunfos al hilo por primera vez en la temporada: “Fue una semana difícil para nosotros y es bueno volver al juego. Una vez que se inclina la pelota [todo lo demás] sale por la ventana. Estábamos esperando para volver a jugar. Mostramos algo de orgullo”.

New Orleans Pelicans 121 – Atlanta Hawks 124

Dejounte Murray al rescate. El base clavó los últimos cuatro puntos de Atlanta para llevar el partido a tiempo extra. Allí, aprovechó para pulir su triple-doble de 22 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias para liderar a los Hawks hacia el triunfo por 124-121 ante los Pelicans. En la ofensiva local, también brillaron los doble-dobles de Trae Young (34 pts y 10 ast) y Clint Capela (21 pts y 19 reb), que además se adueñó de la pintura con un total de cuatro bloqueos.

En New Orleans, se destacaron CJ McCollum y Zion Williamson, ambos con 29 unidades que no alcanzaron en el State Farm Arena. Si bien John Collins no destacó mucho en la planilla de Atlanta, apareció en el alargue con cinco (un triple incluido) de los siete puntos que logró en toda la noche para asentar la ventaja definitiva ante el rival.

Boston Celtics 133 – New York Knicks 118

Boston se agigantó en el MSG. De la mano de Jaylen Brown (30 pts) y Jason Tatum (26 pts), los Celtics derrotaron por 133-118 a los Knicks y se colocan como terceros en la Conferencia Este con un registro de 6-3. Además de su dupla, la franquicia de Massachusetts contó con un gran aporte desde la banca por parte de Sam Hauser, que registró 17 puntos con un total de cinco triples.

Los neoyorquinos, por su parte, dieron batalla con Julius Randle (29 pts) y RJ Barret (27 pts) hasta principios del último cuarto, donde Boston comenzó a alejarse cada vez más hasta lograr una ventaja definitiva de 15 unidades y pulir su récord de 27 triples en un mismo partido de temporada regular. Sin embargo, el entrenador Joe Mazzulla destacó la importancia de que el equipo moviera la pelota y los Celtics respondieron con 30 asistencias en 47 canastas.

Oklahoma City Thunder 94 – Milwaukee Bucks 108

Después de establecer este viernes el mejor inicio de su historia, Milwaukee pasó a extender el récord a una racha de nueve victorias al hilo luego de que derrotase por 108-94 a Oklahoma. Los Bucks no contaron por primera vez en la temporada con Giannis Antetokounmpo que, si bien fue catalogado como cuestionable por un dolor en su rodilla izquierda, el entrenador Mike Budenholzer confesó que le había dado la noche libre al griego.

Pese a no tener su máxima estrella en cancha, los Bucks contaron con los 25 puntos de Brook Lopez, que tiró un 63% de campo, y los doble-dobles de Jrue Holiday (10 pts y 13 ast) y Bobby Portis (12 pts y 21 reb). Milwaukee no sufrió en todo el partido y hasta llegó a sacar una abultada ventaja de 24 unidades que dejó sin aliento al Thunder, que no contó con la mejor versión de Shai Gilgeous-Alexander (18 pts).

Houston Rockets 117 – Minnesota Timberwolves 129

Sin Rudy Gobert en cancha al haber entrado a la lista de protocolos de salud y seguridad de la NBA, Karl-Anthony Towns fue el encargado de volver a darle una victoria a Minnesota después de tres partidos. Con 35 puntos por parte del pívot dominicano, y siete jugadores con doble dígito en puntuación, los Timberwolves derrotaron por 129-117 a los Rockets, cuyo máximo referente sobre el parqué fue Jalen Green con 21 unidades.

El partido se definió en el cierre del tercer cuarto, donde los Wolves consiguieron aventajarse por 24 para pasar a darle más minutos a la banca, siendo Jordan McLaughlin uno de los más activos con un total de 11 asistencias. En Minnesota, también se destacó Anthony Edwards con 19 unidades, mientras que Houston no levanta cabeza y está noche cosechó su sexta derrota al hilo.

San Antonio Spurs 101 – Denver Nuggets 126

Nikola Jokic se destacó con un doble-doble de 21 puntos y 10 asistencias, pero quien realmente rompió con todos los pronósticos fue Nah’Shon Hyland, que desde la banca fue el máximo goleador de Denver con 24 puntos y un efectividad del 75% en triples (6/8) para que su equipo consiga la victoria con comodidad por 126-101 ante San Antonio. “Sentí que la canasta se estaba abriendo, como un océano ahí fuera. Solo me estaba divirtiendo. Una vez que me meto en ese modo, soy imparable”, reconoció el base tras el partido.

Los Spurs, contaron con las 25 unidades de Keldon Johnson pero apenas pudieron dar pelea en el marcador. El partido se definió ya para el inicio del último cuarto, en el que los Nuggets llegaron a conseguir una ventaja de 31 puntos para no dar posibilidad alguna de que la franquicia texana se llevase el triunfo. Con este resultado, Denver estira su ventaja a 4-0 jugando de local y su entrenador, Michael Malone, lo destacó en conferencia de prensa: “Estoy tan feliz de que estemos jugando bien en casa. El año pasado, no éramos un buen equipo local”.

Portland Trail Blazers 82 – Phoenix Suns 102

Phoenix obtuvo su revancha. Tras caer sobre la chicharra el viernes con un tiro ganador de Jerami Grant, los Suns se impusieron en casa y derrotaron por 102-82 a los Blazers, que solo registró un 37% en tiros de campo (30/79). Una estadística que se vio reflejada en los números de sus jugadores, con el propio Grant pasando de los 30 puntos de hace dos noches a unos pobres 14, sin la compañía ni de Damian Lillard ni Anfernee Simons.

En el local, Devin Booker se impuso con 24 puntos, acompañados por los 15 de Chris Paul. A diferencia del último juego, Phoenix sacó una gran ventaja ya para el segundo cuarto y pasó a dominar tanto el marcador como el partido, llegando a alejarse hasta por 29 unidades. “Eso es lo que hacen los buenos equipos: hacer ajustes. Tuvimos la oportunidad de hacerlo esta noche”, comentó Booker tras el encuentro. Sin embargo, los Suns mantienen el mejor parcial del Oeste, con un registro favorable de 7-2, siendo sus únicas dos derrotas de la temporada ante los Blazers.


Temas



Otras Noticias




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *