NBA: EL SHERIFF DE TEXAS

En la victoria de los Denver Nuggets por 128 a 99 sobre los Houston Rockets, Facundo Campazzo volvió a tener una buena actuación. El cordobés terminó con 7 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 1 robo.

En la primera mitad, Campazzo tuvo que cumplir la difícil tarea de defender a John Wall. El argentino volvió loco al norteamericano con una presión a cancha completa y una marca muy física. El base casi no participó en la ofensiva de su equipo. En la última jugada del primer cuarto se dio una de sus mejores acciones. Facu le robó el balón a Wall y, en la contra, le sacó falta en el tiro a su rival, de las cuales sólo anotó uno de los tiros libres.

El tercer cuarto, Campazzo lo jugó de principio a fin. Monte Morris sufrió una molestia, por lo que el argentino fue el único base de los Nuggets. Si bien no terminó de ser un factor importante en la generación de juego de su equipo, Facu pudo lucirse en ofensiva. Durante este período, el base encestó dos triples. Su labor no sólo fue anotar, también pudo participar un poco del juego de Denver. En dos ocasiones se conectó bien con Nikola Jokic para que anote un doble y un tiro de tres puntos.

Campazzo volvió a la duela a mitad del último cuarto y con los Nuggets con una ventaja de más de 20 puntos. La gran diferencia en el marcador provocó que el equipo juegue al uno contra uno, por lo que Facu participó poco en la ofensiva. Durante los tres minutos que estuvo en cancha, dio su mejor asistencia del partido: tras un buen movimiento de balón de todo el equipo, el base le dio un pase picado a dos manos y sin agarrar pelota a P.J Dozier, para un triple del escolta.