MOLDAVIA 1 – IRLANDA 3: MC CLEAN LOS LIMPIÓ

El Ejército Verde cantó victoria en Chisinau por 3 a 1 frente al dueño de casa y de esta manera trepó a lo más alto del grupo 4 de las eliminatorias europeas camino hacia Rusia 2018. Un tanto de Shane Long y un doblete de James Mc Clean sirvieron para limpiar a los de Igor Dobrovolski que marchan últimos en su zona sin haber sumado unidades por el momento.

Rápidamente Irlanda logró abrir la cuenta y manejar los hilos de un partido que no se complicó en ningún momento. Moldavia ha demostrado, hasta este entonces, ser el rival más accesible del grupo aunque en verdad sus tres derrotas fueron con los candidatos a quedarse con las plazas mundialistas: Gales, Serbia y los de Martin O´Neill.

Al minuto de juego, y de un pase entrelíneas, Long quedó mano a mano con Nicolae Calancea. El hombre del Southampton abrió la cara interna de su pie derecho y acomodó el esférico contra el poste más lejano del guardameta para estampar el 1 a 0 cuando los espectadores aún no habían terminado de acomodarse. Dominaba la visita y estaba más cerca de meter el segundo que de irse al descanso con el marcador empatado. Sin embargo, el fútbol es la dinámica de lo impensado, y de una situación en ofensiva surgió una contra que Igor Bugaev definió extraordinariamente.

Moldavia disfrutaba del 1 a 1 y aguantaba como podía el empate pero semejante dominio de Irlanda, tarde o temprano, iba a verse plasmado en el marcador. A los 23 minutos de la segunda mitad, James Mc Carthy metió un buscapié que encontró a Mc Clean en el corazón del área grande. El norirlandés que optó por jugar para otro país captó el esférico, giró y sacudió contra la red para poner el 2 a 1.

Para decorar el resultado, el Ejército Verde elaboró una gran jugada por derecha tras un saque lateral. Wes Hoolahan combinó con el capitán, Seamus Coleman, quien llegó a línea de fondo y envió un centro hacia atrás para que Mc Clean coloque cifras definitivas en Chisinau.

Irlanda ganó un partido que en los papeles no tenía que haberse complicado y así fue. El 3 a 1 lo dejó en lo más alto de la tabla de posiciones sabiendo que la jornada próxima deberá enfrentarse a otro duro rival del grupo como lo es Austria. Moldavia se quedó con las manos vacías pero en noviembre tendrá su revancha cuando le toque el turno de visitar a Georgia, otro seleccionado que aún cantó victoria.

Acerca de Marcelo Patroncini 17495 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web