Leipzig aceleró en Champions League y cerró con un 2 a 1 ante Young Boys

Leipzig's Slovenian forward #30 Benjamin Sesko (C) celebrates after scoring the 1-0 goal during the UEFA Champions League group G football match between RB Leipzig and Young Boys in Leipzig, eastern Germany, on December 13, 2023. (Photo by Ronny HARTMANN / AFP) (Photo by RONNY HARTMANN/AFP via Getty Images)

Los Toros Rojos ya tenían el boleto asegurado a la próxima instancia así como también los Negriamarillos su participación confirmada en los payoffs de la Europa League. Para completar el fixture de la zona de grupos se cruzaron en Alemania con victoria por 2 a 1 para los de Marco Rose.

Leipzig cerró una semana bárbara con triunfo ante Borussia Dortmund para acomodarse mucho mejor en el cuarto lugar de la Bundesliga y, ahora, sin la obligación de esforzarse, con una victoria sobre Young Boys en Champions League para sentirse entre los mejores dieciséis del torneo internacional sólo habiendo dejado puntos ante Manchester City.

Al no haber mucho en juego, la contienda fue entretenida. A los 5 minutos le anularon un gol a Benjamin Sesko que luego tuvo revancha. Más allá de eso, fueron los suizos los que mostraron sus mejores argumentos en el período inicial con un cabezazo de Filip Ugrinic que desvió justo Péter Gulácsi y un derechazo de Ebrima Colley que salió apenas alto.

Los goles llegaron en el segundo tiempo que fue donde aceleró Leipzig. A los 5 minutos Benjamin Henrichs le metió un exquisito pase filtrado a Sesko que, tras enganchar ante Saidy Janko, metió un zurdazo totalmente furioso que se tornó inatajable para David Von Ballmoos.

Young Boys reaccionó rápidamente. Ni bien del medio perdió la pelota, tuvo un tiro libre en su contra, pero de esa misma acción partió un avance que agarró al dueño de casa a contrapierna. Jean-Pierre Nsamé descargó hacia el medio y Colley igualó el juego.

La emoción para los suizos duró poco y nada. A los 11 minutos, el equipo de Rose se puso arriba nuevamente en una gran asistencia de Kevin Kampl que metió un pase bárbaro entre dos hombres para que Emil Forsberg, el sueco mágico, sacuda de zurda.

Young Boys buscó el empate, le anularon un gol a Colley por offside de Silvère Ganvoula. Así sin muchas más opciones y a contrarreloj, volvieron a su territorio derrotados por un Leipzig que mostró sus cartas de a cuentagotas y cerró el grupo en el segundo lugar ganando por 2 a 1.

Foto: Photo by RONNY HARTMANN/AFP via Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17428 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web