JUEGOS OLÍMPICOS: A 14 AÑOS DE UN DÍA HISTÓRICO PARA EL DEPORTE ARGENTINO

Foto: Clarín

Por: Osvaldo Sosa | agosto 28, 2018


El 28 de agosto del 2004 es un día que quedará en la memoria del deporte nacional. Luego de 52 años sin medallas de oro, Argentina rompió el maleficio que arrastraba de Helsinki 1952. Primero la selección de fútbol masculino le ganó la final a Paraguay y se quedó con la dorada. Horas más tarde, el combinado de baloncesto masculino hizo lo propio ante Italia y le dio la segunda presea de oro al país.

Hay ciertas fechas que pasan desapercibidas. Y otras, que dejan una gran huella en la historia. Sin dudas, el 28 de agosto del año 2004 se marcó a fuego en la historia del deporte argentino. Luego de 52 años sin medallas de oro, la última fue obtenida por los remeros Tranquilo Capozzo y Eduardo Guerrero, en la prueba de doble par de remos sin timonel en los Juegos Olímpicos de Helsinki, en Atenas, la selección de fútbol y la de básquet masculino quebraron el maleficio.


El primer oro llegó a las 5:51 hs. de Argentina. El seleccionado argentino de fútbol masculino le ganó la final a Italia por 1 a 0 con el gol de Carlos Tévez. Consiguiendo así la primera medalla dorada para el fútbol argentino y logrando el único título que le faltaba al país en dicho deporte, que anteriormente había perdido las finales de Ámsterdam 1928 y Atlanta 1996.

El camino de la Albiceleste al campeonato fue sensacional. Ganó la fase de grupos, terminó primera y sin recibir goles. En cuartos de final dejó en el camino a Costa Rica por 4 a 0. Ya en semifinales le ganó a Italia por 3 a 0. Por último, en el partido definitorio venció a Paraguay por la mínima. Un dato no menor: el golero Germán Lux terminó el certamen con el arco en cero.

El director técnico Marcelo Bielsa alineó el siguiente once inicial ante la selección guaraní: Germán Lux; Fabricio Coloccini, Roberto Ayala, Gabriel Heinze; Luis González, Javier Mascherano, Cristian González, Andrés D’Alessandro; Carlos Tévez, Mauro Rosales y César Delgado.


Horas más tarde, más precisamente a las 18:31 hs. de Argentina, el baloncesto masculino le ganó la final con mucha contundencia por 84 a 69 a su par de Italia. Bajo el mando del entrenador Rubén Magnano, los jugadores Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Rubén Wolkowisky, Fabricio Oberto, Andrés Nocioni, Carlos Delfino, Juan Ignacio Sánchez, Alejandro Montecchia, Gabriel Fernández, Leonardo Gutiérrez, Walter Herrmann y Hugo Sconochini, fueron los artífices de uno de los títulos más importantes de la famosa “Generación Dorada”.

El combinado nacional integró el “grupo de la muerte” junto a Serbia y Montenegro (ex Yugoslavia), España, Italia, China y Nueva Zelanda. Finalizó tercera, por detrás de los españoles e italianos, y solo por encima de los asiáticos. En cuartos de final venció a la local, Grecia, por un marcador ajustadísimo de 69 a 64. En semifinales llegó el turno de Estados Unidos, a la cual Argentina venció por 89 a 81.

La final fue ante Italia. Allí la albiceleste superó ampliamente a su rival venciéndolo 84 a 69. Una diferencia abismal para un partido definitorio en los Juegos Olímpicos. Además, Manu Ginóbili fue considerado el mejor jugador de la competencia.


Además, ese mismo días, pero a las 8:51 hs. de Argentina, los regatistas Carlos Espínola y Santiago Lange obtuvieron la medalla de bronce en Vela, en la clase de Tornada. Dicha presea de repitió en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Por otra parte, el país consiguió otras tres medallas de bronce en Atenas 2004. La nadadora cordobesa Georgina Bardach, con 20 años, logró dicha presea en la prueba de 400 metros cuatro estilos o también denominado, medley. En tenis, Paola Suárez y Patricia Tarabini la obtuvieron en la competencia de dobles femenino, al derrotar a la pareja japonesa de Ai Sugiyama y Shinobu Asago por 6-3 y 6-3. Lo mismo ocurrió con Las Leonas en el hockey femenino sobre Césped. Ganaron el bronce al vencer a China por 1 a 0 con el tanto anotado por Luciana Aymar.


 

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente