INSTITUTO: MATEO KLIMOWICZ JUGÓ UN RATO EN LA DERROTA DEL STUTTGART

Dejar La Gloria para ir en busca de la misma no fue un camino simple para Mateo Klimowicz. Con sólo 83 minutos en toda la temporada, el «Tetu» pudo volver a transpirar la camiseta del Stuttgart después de dos meses y lo hizo en los casi 20 minutos que estuvo en cancha frente al Wehen Wiesbaden por la segunda división de Alemania.

El hijo del «Granadero» fue titular un sólo encuentro y fue cuando recién pisaba suelo germano. Aquél cotejo sin goles ante el Erzgebirge Aue lo vio en acción aunque el entrenador no le permitió cumplir el tiempo completo de la contienda. Al día de hoy, y con 26 fechas jugadas, el delantero que supo defender la pilcha de Instituto de Córdoba no llegó a disputar los noventa reglamentarios contando todas sus participaciones en liga.

La buena noticia para Klimowicz fue que el DT, Pellegrino Matarazzo, lo llevó al banco de suplentes y aprovechando los cinco cambios que permite FIFA lo tiró en la verde gramilla para despertar a sus compañeros que perdían por la mínima diferencia. El oriundo de Estados Unidos lo llamó antes de la media hora del segundo tiempo y lo metió en cancha por el congoleño Silas Wamangituka que había hecho poco y nada.

Para el «Tetu» fue una gran oportunidad, los once del Stuttgart reaccionaron y llegaron al empate gracias a otro argentino, Nicolás González. Sin embargo, el histórico club alemán no pudo sostener la parda y, en el séptimo minuto de descuento, el Wehen Wiesbaden encontró la victoria gracias a otro jugador que saltó del banco de suplentes como Philip Tietz.

Acerca de Marcelo Patroncini 17872 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web