NBA: CASI SE ROBA EL PARTIDO

Gentileza de Katelyn Mulcahy para Getty Images | @gettyimages

Por: Gianfranco Toffoletto

A pesar de la apretada derrota de los Denver Nuggets ante Los Ángeles Lakers por 93 a 89, Facundo Campazzo se lució en ambos costados de la cancha, donde anotó 8 puntos, bajó 4 rebotes, dio 8 asistencias y robó 5 balones, su máxima cantidad de hurtos en la NBA.

Campazzo tuvo un rendimiento aceptable en el primer cuarto, cumplió en defensa y en ataque. A mitad del período, los Nuggets movieron bien el balón, el argentino atacó el aro y le dio un pase para atrás a P.J Dozier, quien metió un triple. En la jugada previa a su sustitución, el base encontró a Michael Porter Jr. para un tiro de tres.

En el segundo cuarto, la actuación defensiva de Facu mejoró. Entre sus primeras acciones, le robó dos pelotas a Andre Drummond. Su tercera asistencia fue para un triple de Nikola Jokic y, sobre el final, anotó su primer punto con un tiro libre.

El cordobés arrancó muy bien la segunda mitad. En la primera jugada, cortó al aro y anotó un doble tras un pase de Jokic. Durante los dos minutos siguientes, Campazzo robó tres balones, dos de ellos terminaron en asistencia para Porter. Sobre el final, volvió a tener protagonismo en ataque con dos jugadas individuales. Facu jugó el uno contra uno, atacó y, con un buen amago de pase, quedó solo para una bandeja. En la siguiente posesión, corrió toda la cancha y tiro un triple.

El argentino estuvo en cancha todo el último cuarto. Su actuación fue clave para que los Nuggets se pongan en partido. En el inicio, volvió a asistir a Jokic. A mitad del período se conectó dos veces con Porter para que el alero anote. La primera fue un pase para un triple, y en la segunda, filtró la pelota para que el estadounidense quede solo abajo del aro. Los Nuggets no pudieron completar la remontada, lo máximo que alcanzaron fue ponerse a dos puntos a pocos segundos del final.