VILLA MITRE 5 – OLIMPO 1: LA TERCERA ES LA MÁS DULCE

Foto: Emmanuel Briane -La Nueva

Por: Nicolás Ziccardi

Villa Mitre se floreó con un inolvidable 5 a 1 ante Olimpo en el Fortín. Ganó su tercer Clásico Bahiense al hilo y tomó un tremendo impulso en su lucha por ser protagonista de los puestos de vanguardia. Otro cachetazo para el Aurinegro.

La cuarta fecha del Torneo Federal A tuvo como plato principal el Clásico Bahiense, el que enfrentó una vez más por los puntos al Club Villa Mitre y al Club Olimpo de Bahía Blanca.

El Aurinegro comenzó mejor el partido, hizo valer las ausencias que tuvo su rival por contagios de coronavirus y tuvo dos muy claras para romper el cero con Braian Guille y Rodrigo Cabalucci, quien mano a mano con Emilio Rébora definió a pedir de la buena respuesta del uno.

Villa Mitre tardó en acomodarse pero pudo hacerlo, y alcanzando la media hora quebró la paridad con un rápido ataque por derecha. Fabián Dauwalder dominó en el ingreso al área y tocó atrás para el ingreso frontal de Carlos Herrera; Falucho buscó tiro pero terminó encontrando el pase que Alejo Distaulo, en finita posición habilitada, empujó de zurda al arco vacío.

Ganaba la Villa y la cosa no quedaba ahí, ya que enseguida una situación insólita terminaría de romper el partido. Carlos Mayor dispuso el ingreso de Carlos Amarilla por el lesionado Perotti a los 34, y cuatro minutos después el propio Amarilla le metió un tacle sin pelota a Palacio que el juez César Ceballos juzgó como roja directa.

La agresión no fue violenta, pero sí evitable. Una amarilla solucionaba todo, pero el juez decidió expulsar al futbolista visitante tras cuatro minutos en cancha. Y el combo fatal para Olimpo cerró con un nuevo gol de Alejo Distaulo, enseguida, tras la recuperación y pase habilitación de Enzo González.

Ya en el complemento una nueva recuperación en campo rival consumaría la goleada Villera. Leonel Torres robó sobre la banda izquierda, llegó hasta la línea de fondo y sacó el centro bajo que el marcador de punta Fabián Dauwalder conectó a gol en posición de centrodelantero.

Olimpo se quedó sin reacción tras el tercero, y Villa Mitre no lo perdonó. Otra recuperación de Enzo González le permitió a Carlos Herrera convertir la gran diana de la inolvidable tarde. Falucho recibió con mucho espacio por vértice izquierdo del área y desde allí sacó la vaselina que besó el cielo bahiense y explotó a espaldas de Álvarez.

Y en el festejo del cuarto Leonardo López tomó la cámara de un fotógrafo para retratar a sus compañeros, el juez Ceballos no la dejó pasar y mostró segunda amarilla al volante. Ambos con diez.

El quinto llegó como los tres anteriores, con una recuperación Tricolor en las salida Aurinegra. Alan Nungeser robó en plena área visitante, se incorporó con balón dominado y definió de cara a un Lucas Álvarez desencantado.

5 a 0 Villa Mitre, Olimpo hizo el del honor a un minuto del cierre con un tremendo gol de Rodrigo López Alba desde afuera del área. Insuficiente para siquiera empañar un triunfo redondo del Tricolor.

Y difícil de olvidar.