LIGA ARGENTINA: LA COMARCA SE ACOMODA

Gentileza Marcos Aramburu para Prensa Deportivo Viedma.

Por: Básquet VD

Por: Lucas Merolla | @Mero_5

La Sede Viedma-Patagones está siguiendo la lógica que, a priori, presupusieron sus participantes. Lanús y Gimnasia de La Plata ganaron y se adelantaron en la sede, mientras que la victoria de Deportivo Viedma lo acomoda para pelear un lugar de importancia en la Conferencia Sur.

Lanús 78 – Del Progreso (General Roca) 58

La jornada la abrió un partido fundamental para subir en las posiciones medias. Lanús comenzó golpeando y arrancó 8 arriba, pero la respuesta del equipo rionegrino -que llegó descansado- no se hizo esperar y pronto se puso arriba, de la mano de un inspirado Sanz. Esta ventaja no pudo mantenerla y allí comenzó un juego de intercambio de liderato para irse 33-30 al entretiempo.

En la segunda mitad apareció toda la maquinaria ofensiva de Lanús. Gilmore, Paz Ibáñez, Marín Lucero y Lucas Pérez, todos encestaron desde la línea de tres. Mientras la defensa se cerraba atrás, sacaron un parcial de 19-5 para irse 14 arriba al primer tiempo muerto, que no pudo revertir la tendencia y siguió estirando la diferencia. Lo que siguió en el último cuarto fue poco básquet y una sucesión de faltas antideportivas, técnicas, expulsados y actitudes reprochables en un partido liquidado que, cuando se tranquilizó, se lo llevó el Granate por 78 a 58.

Gentileza Marcos Aramburu para Prensa Deportivo Viedma.

Lanús mostró un nivel muy alto en la sede y se puso 3-1 en Viedma, encontrando en Gilmore un especialista; sólo le resta cerrar su participación ante Rivadavia. Mientras que Del Progreso llega hasta acá con un 1-2 y espera por cerrar con Atenas.

Gimnasia y Esgrima (La Plata) 73 – Villa Mitre (Bahía Blanca) 65

El duelo más atractivo de la jornada a priori, un Villa Mitre que es un silencioso puntero y un Gimnasia en crecimiento. El partido comenzó como se esperaba, con el equipo platense llevando la delantera gracias a Alderete; mientras que Villa Mitre peleó contra el rival y la ausencia de Gutiérrez. Esa paridad la llevó toda la primera mitad e imprimió un resultado de 34-33 al descanso largo.

Al volver, un mejor comienzo de Gimnasia -de la mano de Remolina- le dio la ventaja que llevaría adelante durante todo el partido. Sacó una luz de 6 puntos para entrar al último cuarto y supo no achicarse cuando el conjunto bahiense empezó a triplear. Metió Harina y Amigo de un lado, y respondió Alderete y Wall del otro. Ese intercambio le dio una ventaja de 7 a Gimnasia faltando 2 minutos, y en un extraño cierre la pelota no quiso entrar más, por lo que el resultado no se movió de 73-65.

Gentileza Horacio Valderrama.

Gimnasia termina 3-1 en la sede maragata y está cada vez más cerca del cuarto lugar tan deseado, mientras que Villa Mitre tuvo su primera caída y este martes disputarán un mano a mano fundamental ante Viedma en la búsqueda del liderato de la Conferencia Sur.

Rivadavia Básquet (Mendoza) 65 – Deportivo Viedma (Río Negro) 70

El partido que cerró la jornada hacía prever una victoria fácil para el Deportivo, pero eso no estaba en los planes de Rivadavia. Un fuerte arranque lo puso por 8 arriba de la mano de Más Delfino y de Simondi. De a poco, Viedma empezó a emparejarlo y, en una racha de Tabieres, pudo empatar la mitad e irse 40-40 al entretiempo con una particularidad, no pudo meter ningún triple, su principal arma ofensiva, en toda la primera mitad.

El tercer período comenzó con un parcial de 8-0 en casi 5 minutos para el Depo, que pareció poner la casa en orden, pero un tiempo muerto volvió a poner a los mendocinos en partido y, nuevamente, lo empataron en 48. El cierre del cuarto fue 59-54 con el primer triple para Viedma. El acto final volvió a ser una sucesión de imprecisiones dónde Rivadavia supo acercarse pero no darlo vuelta, y el local pudo cerrar con una victoria por 70-65.

Gentileza Marcos Aramburu para Prensa Deportivo Viedma.

Récord de 2-1 para el anfitrión, que deberá mejorar de cara al partido con Villa Mitre si quiere llegar a la punta de la zona. Mientras que Rivadavia está 0-4 en la sede y sus chances de postemporada pasan a ser ínfimas, deberá cerrar este martes -en una parada complicada- ante Lanús.