ALDOSIVI 1 – ARGENTINOS JUNIORS 3: EL BICHO ESTÁ ENCENDIDO

Foto: @LigaAFA

Por: Marcelo Patroncini

Con puntaje ideal en la Libertadores e incluso sabiendo que tienen un viaje a Colombia por delante, el Bicho de La Paternal no se tomó vacaciones y viajó a Mar del Plata con todo su ímpetu. El Tifón de Boyacá derrotó por 3 a 1 al Tiburón en la Copa de la Liga para ratificar su buen momento futbolístico y dejar atrás un abanico de dudas que habían caído sobre la conducción técnica de Gabriel Milito.

Volvió a tropezar el Aldosivi de Fernando Gago que, tras aquella noche inolvidable contra Racing donde se floreó en Avellaneda, jamás volvió a ofrendar muchas esperanzas. Triunfos aislados ante San Lorenzo, Arsenal, y Platense, mezclaron a los de la costa atlántica por la mitad de tabla pero con esta derrota ante Argentinos Juniors, el conjunto portuario cosechó solamente tres unidades de las doce que se disputaron.

El local abrió la cuenta en la primera jugada de riesgo que tuvo la tardenoche en el José María Minella. Francisco Grahl pinchó una pelota al segundo palo donde apareció Emanuel Iñíguez para asistir de cabeza a Malcom Braida. El ex Instituto de Córdoba se trabó un poco a la hora de anotar pero, cuando volvió a quedarle servida, no perdonó a Lucas Chaves y estampó el 1 a 0.

Pudo liquidarlo rápidamente Aldosivi pero desperdició un mano a mano inexplicable en los pies de Leandro Maciel y eso alimentó las esperanzas de un Argentinos Juniors que reaccionó e igualó las acciones antes de irse al descanso con un zapatazo letal de Lucas Villalba que prácticamente ni tiempo de ver tuvo Fabián Assmann.

En la complementaria, el Tifón de Boyacá fue por más, se cerró bien en sus líneas defensivas, y halló el triunfo en Mar del Plata. Si bien el Tiburón tuvo el segundo en un remate de Federico Andrada que dio en el travesaño, los goles los convirtió el conjunto porteño. Los del Puerto se equivocaron varias veces en el fondo, el 2 a 1 llegó por otra desatención que acabó con un tanto en contra de Gastón Gil Romero, y la frutilla del postre fue un contragolpe maravilloso de Mateo Coronel que tuvo tiempo y velocidad de sobra para no fallar.

Aldosivi, golpeado anímicamente, intentó empatarlo pero se quedó con las manos vacías por volcarse al ataque. Argentinos Juniors, el mismo que ya derrotó a Nacional de Montevideo y Universidad Católica de Chile por la Libertadores, cantó victoria en la Copa de la Liga con un 3 a 1 que se trajo de La Feliz para irse con una sonrisa y con toda la ilusión a tierras cafeteras para seguir haciendo historia en el certamen continental por excelencia.