PLATENSE: VOLVIÓ, VUELVE, Y VOLVERÁ

Foto: @caplatense

Por: Marcelo Patroncini

Sopla viento a favor para el Calamar que hace tiempo dejó atrás las pesadilla de los números en rojo, los descensos, y todo tipo de peligro institucional. Con unidad dirigencial y el amor incondicional de su gente, el Marrón tuvo más motivos para festejar que la vuelta a Primera División. La reapertura de la confitería, y el sueño de regresar a Saavedra han sido otros de sus logros en este inolvidable 2021.

Aquella definición por penales en cancha de Newell´s que culminó con el ansiado ascenso fue el inicio de un camino que este Platense, totalmente renovado, empezó a transitar hace rato. Sentido de pertenencia, recuperación del tiempo y el lugar perdido a lo largo de dos décadas, y un crecimiento exponencial en todas sus áreas también permitieron que muchos de los sueños se hagan realidad.

Con la presencia del presidente AFA, Claudio Tapia, el Marrón refaccionó su confitería, la reinauguró, y quedó maravillosa. El club, ahora en Vicente López, consiguió tener otra vez un lugar donde sentarse a conversar, a tomar un café o un Vermouth bien Deportivo en esas largas charlas sobre las viejas proezas y las que añoran las nuevas generaciones.

Si esa noticia ya había alegrado los corazones del Calamar, la que llegó horas más tardes generó ese cosquilleo digno del amor más puro de todos. La comisión directiva presentó ante la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un proyecto de ley para recuperar el predio de Crámer y Manuela Pedraza. Y a pesar que allí la idea sea solamente la de continuar fomentando el desarrollo de actividades deportivas, sin renta para la entidad y sin finalidades de construir nuevamente su estadio, el plantar bandera en un sitio tan emblemático y en el barrio es otro gran motivo para brindar.

Platense volvió, vuelve y volverá. Podría ser la letra de un tango de Goyeneche. Y seguramente, desde algún lugar del cielo, el «Polaco» estará extremadamente feliz con este presente del club de sus amores que sigue creciendo en base a la unión y la fuerza de su gente que siempre dio batalla y jamás se dio por vencida.