BANFIELD 0 – PLATENSE 1: HAY OTRO MARRÓN FUERA DE CASA

Foto: @caplatense / Gonzalo Colini

Por: Marcelo Patroncini

El Calamar sumó su segunda victoria al hilo fuera de Vicente López donde sumó 10 de las 11 unidades que cosechó hasta el momento. Esta última alegría del Marrón se dio en el Florencio Sola por 1 a 0 ante un Taladro que juega muy bien a la pelota pero que, por diversos motivos, fue perdiendo terreno en la conversación de arriba de la Copa de la Liga.

Platense avisó y lo ganó desde temprano en el sur del Gran Buenos Aires. El hecho de volver a contar con un nueve de área dentro de la verde gramilla le dio ese peso ofensivo que no tuvo en otras jornadas y que lo llevó a ser más punzante que este Banfield que contó con la posesión pero careció de peso en el área del ex Racing, Jorge de Olivera.

Los de Juan Manuel Llop llegaron tres veces con claridad al área rival y la cuarta fue la vencida. Jorge Pereyra Díaz remató desviado en el inicio. Después Nicolás Bertolo intentó colgarla de un ángulo pero se le fue alta. Y por último, Alexis Messidoro le quemó las yemas a Mauricio Arboleda. El arquero de la Selección de Colombia brilló mandando la pelota al tiro de esquina.

De un córner y a los 31 minutos llegó el envío aéreo que encontró a Luciano Recalde, a la altura del punto penal. Allí cayó la pelota y desde ese lugar, el zaguero, le entró de primera para dejar sin reacción al guardameta. Los de Vicente López se imponían con justicia por 1 a 0 aunque, al igual que en sus otras dos victorias, sólo triunfó por dicha escueta diferencia.

Javier Sanguinetti metió cambios en la complementaria pero su rival se cerró muy bien en la retaguardia obligándolos a probar desde afuera. La única clara que tuvo el Taladro en el capítulo final fue derechazo de Ramiro Enrique que salió cerca del parante diestro del misionero De Olivera. El Marrón contó con aisladas ocasiones para liquidarlo siendo una, sobre el epílogo, una oportunidad neta pero Matías Tissera no aprovechó que el fondo local estaba mal parado.

Banfield, después del triunfo en el clásico ante Lanús, no volvió a ganar para quedar relegado en el sueño de meterse entre los mejores cuatro de la Copa de la Liga. Platense disfrutó este 1 a 0 en Peña y Arenales demostrando que, en los últimos años, el sur le sienta realmente de maravilla a los de Vicente López.