ESTUDIANTES (LP) 0 – GIMNASIA (LP) 0: UN CLÁSICO ABURRIDO

Foto: Gonzalo Colini - @goncolini - Reportero ARGRA

Por: Marcelo Patroncini

El Pincharrata volvió a recibir al Lobo en 1 y 57 pero todo lo que podía ser una fiesta del fútbol terminó apagándose con un 0 a 0 para el olvido. Más allá de eso, con el empate, el León extendió a once años su invicto frente al Tripero en partidos oficiales.

Gimnasia propuso en el arranque del encuentro con una gran corrida de Johan Carbonero que descargó hacia el medio para la entrada de Eric Ramírez. Sin embargo, el único punta neto que puso la dupla de Leandro Martini y Mariano Messera, no pudo soplarla bajo el arco y prácticamente con ex Palermo de Italia, Mariano Andújar, sin lugar a la reacción. La respuesta de Estudiantes fue un bombazo de Leandro Díaz desde afuera del rectángulo mayor que Rodrigo Rey manoteó al tiro de esquina.

En un show con pocas emociones en Uno, hubo que esperar al segundo tiempo para encontrarse con un remate desviado del uruguayo Brahian Aleman por el lado de la visita mientras que, en el conjunto local, Juan Sánchez Miño probó con un tiro libre que se durmió en el techo de la cueva defendida por el otrora guardameta de Godoy Cruz de Mendoza.

El panorama se complicó para el Lobo porque Darío Herrera expulsó a Harrinson Mancilla por doble amarilla. Ahí, el Pincharrata intentó aprovechar el cuarto de hora que le quedaba al derbi pero falló en las dos situaciones claras que generó. La primera, inexplicable, en los pies de Díaz que frente al arco intentó romper todo y estrelló su remate contra el travesaño. La siguiente, cerca del epílogo, estuvo en los pies de Manuel Castro pero Rey, con una acción digna de handball, mandó la pelota al tiro de esquina.

Gimnasia, con el empate, alejó sus aspiraciones de ser parte de la recta final del campeonato y sumó un clásico más sin poder derrotar a su eterno contrincante. Estudiantes, con el 0 a 0, sólo valoró estirar el invicto y mantenerse dentro los cuatro que irían a la siguiente instancia en la Copa de la Liga logrando desbancar de ese lugar de privilegio a un Racing que, horas atrás, había tropezado con Arsenal en Sarandí.