LOS ANDES 1 – VILLA SAN CARLOS 0: «ULISES» TOCÓ MEJOR QUE LA «BERISSO»

Por: Marcelo Patroncini

Con un tanto de Ulises Ortegoza, el Milrayitas derrotó al Celeste en Lomas de Zamora y quedó como escolta de Defensores Unidos de Zárate que lidera el campeonato de la Primera B Metropolitana. El elenco de Sebastián Salomón derrotó por 1 a 0 al club de Berisso ilusionando a propios y extraños en el sur del Gran Buenos Aires.

Gran triunfo de Los Andes que mantuvo su invicto, hilvanó su segunda victoria al hilo, y se probó desde temprano el traje de candidato a luchar por el ascenso a la Primera Nacional. Villa San Carlos dejó en claro nuevamente que le va muy bien en su domicilio pero padece horrores cada vez que tiene que salir del Genacio Salice.

No pasaba nada en el Eduardo Gallardón hasta que el Milrayitas sacó a relucir todo su poderío. Iban 25 minutos cuando Gonzalo Salega castigó por el segundo palo obligando a la respuesta de Rodrigo Benítez que mandó la pelota al tiro de esquina. La Villa se salvaba pero, a la siguiente jugada de riesgo, Marcelo Vaca volvió a hacer de las suyas por la banda izquierda, mandó el centro, Juan Gabriel Rivas la acomodó y Ortegoza le pagó para inflar las redes contra la base del palo derecho de la visita.

Los Andes no se conformó con el 1 a 0, parecía esa maquinita a la cual le habían limpiado los contactos y que empezaba a funcionar a la perfección. A la media hora del primer tiempo Enzo López pudo ampliar con una hermosa palomita. Más tarde, Vaca hizo todo bien pero cansado de mandar asistencias probó suerte sin fortuna. En contrapartida, Villa San Carlos recién avisó a cinco del final con un zapatazo cruzado de Maximiliano Badell que se fue pidiendo permiso cerca del caño zurdo de Leandro Brey.

La complementaria tuvo altibajos. En el comienzo del capítulo final, López tuvo una chance inmejorable, no la concretó, y en el contragolpe Brey tuvo que brillar para taparle el empate a Juan Ignacio Saborido. El Celeste volvió a generar peligro con un cabezazo de Matías Brianese y no mucho más. El resto fueron réplicas del Milrayitas que aprovecharon los espacios que daba un rival volcado al ataque. Pero Benítez le ahogó el festejo de manera providencial a Facundo Quintana y, después, Diego Galeano desperdició un mano a mano mandando la pelota por línea de fondo.

Villa San Carlos fue con ganas pero sin ideas contra la retaguardia local y volvió a Berisso con las manos vacías. Los Andes, volvió a ponerle música a su vida, ganó 1 a 0, mantuvo su invicto y hasta podría ser puntero virtual ya que tiene un partido menos que el líder. Como diría Ulises Bueno, «ahora mírame», y todo gracias al gol del Bueno de Ulises.