RACING 1 – INDEPENDIENTE 0: NO LO VIO, SE LO I»MAGGI»NÓ

Foto: @RacingClub

Por: Marcelo Patroncini

Se jugaba el cuarto minuto de descuento del segundo tiempo y el clásico de Avellaneda tenía clavado el 0 a 0 hasta que Mauro Vigliano vio, o imaginó, un penal del pibe Sergio Barreto sobre el juvenil Iván Maggi. Y así fue como, desde los doce pasos, Enzo Copetti puso el definitivo 1 a 0 con el que Racing venció a Independiente en el Cilindro.

No hicieron mucho en el derbi pero los instantes finales fueron un torbellino de emociones. Racing intentó más que su contrincante pero no podía aprovechar siquiera las dudas que tenía Milton Álvarez bajo los tres palos de su cueva. Independiente, sacando dos claras que tuvo en el primer capítulo, tuvo una actuación completamente deslucida.

El 0 a 0 le sentaba de maravilla al partido y a los panelistas televisivos del show-time que en la semana ya preparaban largos debates sobre el drama del covid en el fútbol y lo poco que mostraron sendos elencos en el clásico de Avellaneda. Pero, para evitar esas horas desperdiciadas, Vigliano se cargó solito la mochila en la recta final para convertirse raudamente en trend topic y que todo un país opine sobre su arbitraje.

En el primer tiempo, las dos más claras fueron para la visita. Racing apenas insinuó con un cabezazo de Copetti que se fue cerca y con otro envío aéreo donde Tomás Chancalay no llegó a conectar con el arco desguarnecido. Independiente mostró sus garras con un tiro a colocar de Sivlio Romero que salió besando el palo izquierdo de Gabriel Arias y, más tarde, con un mano a mano que Jonathan Menéndez desperdició ante el rápido achique del guardameta de la Selección de Chile.

Durante la complementaria, el Rojo no gravitó y la Academia se arrimó con buenas intenciones pero sin peso ofensivo. Copetti pudo abrir la cuenta tras un córner donde Álvarez salió mál por enésima vez pero el frentazo del atacante careció de puntería. Más allá de eso, el ex Atlético Rafaela tuvo revancha después el penal que Vigliano imaginó a los 49 minutos de la segunda mitad para rematar con firmeza y darle la victoria a la Academia.

Independiente se fue colorado de furia del Cilindro por el referato de Vigliano. Racing ganó 1 a 0, se impuso en el clásico, y no se sonrojó por cómo se dio la victoria. Después de tantas veces que fueron perjudicados, el triunfo en el derbi de esta forma también tuvo su sabor. Y sin importarles, habrán cantado el cierro los ojos, no i»Maggi»no algo mejor.