CAÑUELAS 3 – SAN MIGUEL 0: LLUVIA DE GOLES PERO SIN TRUENOS

Por: Marcelo Patroncini

En una jornada gris donde el diluvio venía sin dar respiro en gran parte de la provincia de Buenos Aires, el Tambero tuvo su lluvia de goles para vencer por 3 a 0 al Trueno Verde en el Jorge Arín. La escuadra de Gabriel Torres, sin triunfos en la temporada, se hundió en la tabla de posiciones.

San Miguel sumó una nueva caída, otro tropezón de esos duros que lo obligarán a levantar cabeza en Los Polvorines o resignarse definitivamente a mirar el campeonato desde las profundidades. De su mal presente se aprovechó un Cañuelas que jugó bien, goleó otra vez en su domicilio, y volvió a sonreir en casa.

A los 6 minutos de iniciado el pleito, Luciano Cariaga hizo una maravilla enganchando de izquierda a derecha hasta sacar un zapatazo sensacional que infló las redes de Iván López. El 1 a 0 desde tan temprano empezó a poner sentencia en una tarde donde a la visita no le salió nada demostrando su impotencia con un festival de expulsados en manos de Germán Bermúdez.

Ángel Ola vio la roja en el inicio de la complementaria y todo lo conversado en el entretiempo sirvió de poco. El Trueno Verde no se hallaba en la cancha y mostraba un retroceso en lo futbolístico respecto al último encuentro frente a Flandria. Para colmo, cuando iban 20 de la segunda parte no sólo se quedó con nueve hombres tras la doble amarilla a Lautaro Chávez, sino que también fue a buscar la pelota al fondo de su arco cuando Lautaro Suárez Costa se encontró con una situación inmejorable tras rebotar la pelota en un tiro libre y, claramente, no falló.

Los de Martín Perelman encontraron espacios y liquidaron el asunto apenas pasada la media hora final cuando Cariaga inició una jugada por la banda zurda, descargó con Mauro Frattini, y el «Colo» se la sirvió a Diego Aguirre que con un derechazo por lo bajo decoró la goleada en el Jorge Arín.

San Miguel volvió a Los Polvorines con mucho más que las manos vacías. Cañuelas, en una tarde gris, volvió a ver el sol en su casa y celebró otra goleada como la que le propinaron al Furgón la quincena pasada. Eso sí, esta vez, fue por 3 a 0 y ante el último de la tabla de posiciones en la B Metropolitana.