ARGENTINO DE QUILMES 2 – DEPORTIVO ARMENIO 1: LA TARDE DABA PARA MATE

Por: Marcelo Patroncini

Lluvia, cielo gris, sábado, ideal para Mate. Y así fue nomás porque el equipo de Jorge Vendakis cortó su racha adversa al derrotar por 2 a 1 al Tricolor de Ingeniero Maschwitz. De esta manera, el elenco del sur del Gran Buenos Aires festejó el primer triunfo en la temporada.

Argentino de Quilmes buscó y mereció la victoria en Cevallos y Alsina. Posiblemente ese gol en el tiempo de descuento antes de irse al entretiempo fue la inyección anímica que torció para siempre el partido frente a un Deportivo Armenio que empezó a alejarse de los puestos de vanguardia al sumar su tercera derrota al hilo.

Iban 7 minutos cuando el dueño de casa asustó al rival con una jugada en la cual Lucas Vera Piris le entró mordido al esférico y que Fabricio Henricot pudo contener con su pecho. El guardameta del conjunto de la colectividad se mostraba atento, un rato después, para sacarle del buche un cabezazo a Marcelo Vidal. Recién pasado el cuarto de hora, y embanderados en Brian Risso Patrón, el Tricolor empezó a hacerle frente a su contrincante pero el ex Racing no logró concretar lo que se gestó frente a Elías Gómez.

Los avances de Argentino de Quilmes eran incesantes. Camilo Machado sacó un zurdazo de mediavuelta que se fue cerca. Y el premio llegó en tiempo de descuento gracias a un tiro libre de Vera Piris que quedó boyando en el área grande y Matías Martínez castigó con un tiro por lo bajo que llegó a manotear Henricot sin evitar que la caprichosa bese los piolines.

Deportivo Armenio salió decidido a empatarlo en el segundo tiempo pero dejó al desnudo su costado defensivo. Christian Soria exigió a Gómez en el inicio de la complementaria, más tarde tuvieron un gol anulado por offside, pero los ataques del dueño de casa eran más que lo que podía proponer la escuadra de Sergio Geldstein en La Barranca.

A los 32 minutos del capítulo decisivo, uno de los tantos avances del dueño de casa encontró mal parado al fondo rival. Franco Sosa desbordó por el flanco derecho y tocó hacia el medio donde Machado tuvo timpo para acomodarse y colgar el remate del ángulo superior derecho de Henricot. Así, todo parecía indicar que el 2 a 0 le bajaba la persiana al asunto pero Matías Conti descontó de cabeza a cinco del final y la adrenalina volvió a Alsina y Cevallos.

Deportivo Armenio gastó sus cartuchos, se acordó tarde, y terminó regresando a Ingeniero Maschwitz con las manos vacías. Argentino de Quilmes hasta pudo liquidarlo en la última por intermedio del ingresado Matías Irala pero, a esa altura, la alegría del triunfo por 2 a 1 era mucho mayor al tanto que no entró. Y en una tarde gris, el Mate, volvió a saborear la victoria en la Primera B Metropolitana.