PLATENSE 2 – SAN LORENZO 4: UNA PIRUETA PARA GANAR

Por: Francisco Alí

Foto: Prensa San Lorenzo

Gabriel Rojas frotó la lámpara en Vicente López cuando el partido no se destrababa y con una hermosa pirueta/tijera rompió una paridad para siempre ante Platense. San Lorenzo goleó por 4-2 al Calamar en su casa y justificó la victoria con un buen segundo tiempo y la complicidad del joven futbolista del Cuervo y un cabezazo de Troyansky.

La palabra emocionante describe a la perfección al primer tiempo. Cada vez que atacaron los equipos se lastimaron. El equipo de Diego Dabove tomaron la iniciativa con la conducción de los hermanos Romero y llegaron a la apertura del marcador gracias a un cabezazo de Federico Gattoni que derivó de otro testazo de Alejandro Donatti. El Marrón reaccionó al golpe, buscó el arco de Monetti con un remate por arriba del travesaño de Matías Tissero y lo empató con una gran jugada colectiva que incluyó una gran pared en el área y culminó con una definición goleadora de Facundo Curuchet. El juego fue intenso y las dos formaciones siempre intentaron lastimarse. El que sorprendió fue Alexis Sabella que sacó un bombazo desde afuera del área y complicó a Jorge De Olivera que puso mal sus manos y sufrió el segundo gol en contra. Otra vez a empezar de nuevo para los hombres de Juan Manuel Llop que tuvieron perseverancia y pudieron igualar en el final de la primera etapa gracias a un penal convertido por Mauro Bogado.

La tónica cambió en el complemento porque la visita salió con más decisión y dominó la pelota a su antojo. El dueño de casa se tiró demasiado atrás y le cedió el protagonismo a su rival. Los Matadores avisaron con un cabezazo de Alejandro Donatti y un mano a mano de Franco Di Santo bien resuelto por De Olivera, y demostraron la superioridad en el terreno de juego aunque le costaba doblegar al Marrón. Y ahí fue cuando Gabriel Rojas recibió un centro de Nicolás Fernández y se iluminó: control de pecho y pirueta en el aire del área rival que besó las redes del Ciudad de Vicente López. Un golazo que destrabó un partido complicado a pesar del control. A puro corazón, el local probó con disparos de Franco Baldassarra y el ingresado Tiago Palacios pero no le alcanzó y encima sufrió el cuarto en la cabeza de Franco Troyansky que cerró el cotejo y lo liquidó definitivamente.

San Lorenzo disfrutó la pirueta de Rojas y quedó segundo en la Zona 1 de la Copa de la Liga. El joven metió un gol que tranquilamente puede pelear por el Premio Puskas y le regaló un triunfo de visitante al Ciclón. El esfuerzo no fue suficiente para Platense.