DEPORTIVO LAFERRERE 1 – REAL PILAR 1: IGUAL «LA FE» ES REAL

Foto: https://www.pilaradiario.com/

Por: Marcelo Patroncini

El reparto de puntos del domingo entre el Verde y el Monarca alejó a ambos candidatos al ascenso de los puestos de vanguardia. Pero la derrota de Midland, el puntero, les devolvió la fe a ambos que realmente tienen ganas de ser serios protagonistas en la temporada 2021 de la Primera C.

Sacando la dura caída en casa frente a Dock Sud todo indicaba que Deportivo Laferrere parecía encarrilar su rumbo. De hecho, en Rodney y Magnasco, se puso en ventaja aunque después no supo como custodiar una victoria que lo hubiese dejado como escolta de Ituzaingó y Central Córdoba. Del otro lado, Real Pilar tuvo pasajes con buenos destellos aunque debió conformarse con la parda final.

La visita suele ofrendar algún obsequio en salida por ese afán de tratar bien la pelota. Si bien muchas veces ese trabajo ha salido maravillos, en el oeste, lo pagó caro. A los 10 minutos Agustín Faillace se adueñó de la pelota y ni siquiera Emerson Correa pudo remendar el error de la última línea. Los de Carlos Moreno ganaba 1 a 0 prácticamente desde el vamos.

Lejos de sentirse golpeados, los muchachos de Omar Pouso, apelaron a su categoría. Guiados por Lucas Ríos, figura de los últimos pleitos para el Merengue, combinando a la perfección con Lucas Chambi cuando le tocó ingresar, los visitantes sufrían sólo en el score pero tenían los piolines del mediocampo. Y el premio a tanta paciencia y control llegó a los 23 de la complementaria cuando Juan Bautista Arricau capturó un rebote y finalmente pudo vencer a un Lisandro Mitre que era el responsable absoluto, hasta ese entonces, del triunfo local.

Deportivo Laferrere, sobre el epílogo, fue a buscar un tanto que le devolviese los dos porotos que se llevaba su oponente. Pero también Real Pilar proponía con lo suyo en un cierre interesante donde, con el 1 a 1, repartieron unidades que no le sentaron bien a ninguno de los dos planteles. Eso sí, la fe de ambos es real, y seguirán dando pelea hasta las últimas consecuencias.