LOS ANDES 1- FÉNIX 1: SABOR A POCO

Gentileza: Prensa Los Andes.
Gentileza: Prensa Los Andes.

Por: Martin Mouro

Por la cuarta jornada de la Primera B Metropolitana empataron en la tarde del Sábado en el marco de un deslumbrante Estadio Eduardo Gallardón, un imponente «Mil Rayitas» desde el punto de vista del jugo, y el punzante Fénix de Atilio Svampa. El resultado fue un rotundo 1-1, que da la sensación de que dejó a los locales con un sabor agridulce por haber sido amplios dominadores desde lo colectivo en lo que respecta al manejo del balón y situaciones creadas. Por su parte, Gustavo Turraca cumplió 100 partidos con la casaca de Los Andes y fue uno de los más destacados en el mediodía del Sábado.

Los visitantes pegaron primero (y de manera temprana): Adrián Scifo remató en la puerta del área grande y adelantó en el marcador al elenco blanquinegro, que a los dos minutos del pitazo inicial comenzaba a mostrar sus armas ante un Mil Rayitas que arrancaba dormido la primera etapa. Pero a partir de dicho momento el trámite de juego cambió por completo: Los Andes se abalanzó por sobre el rival y lo apabulló con incisivos ataques mediados por Gonzalo Salega (la gran figura de la tarde), Enzo López y Facundo Quintana.

Y el empate llegaría rápidamente a los 17 minutos, en los pies de Enzo López, que definió de manera excelsa en un mano a mano ante un Guido Nogar que poco pudo hacer para evitar la caída de su valla ante tamaña resolución por parte del delantero de «Lomas». Un empate que envalentonaría a los dirigidos por Sebastián Salomón de cara al resto del cotejo: se adueñaron de la pelota y no soltaron hasta el final del partido. A puro toque y gambeta, los de rojo y blanco hicieron lo imposible para quedarse con los tres puntos, pero la imprecisión y la predisposición excesivamente defensiva del rival impidieron que el tanteador se moviera del empate. El complemento fue anecdótico en lo que a emociones se refiere, manteniendo la constante de un local imponente y un visitante refugiado en el afán de quedarse con el punto que fue a buscar al Eduardo Gallardón.