PLATENSE 1 – COLÓN 3: COLCHONES «PIERO»TTI

Foto: @caplatense / Gonzalo Colini

Por: Marcelo Patroncini

El Sabalero continuó su racha positiva y derrotó por 3 a 1 al Calamar en Vicente López. El conjunto Marrón se puso en ventaja con un golazo de Facundo Curuchet y daba el batacazo de la fecha pero se acostó a dormir en la última media hora, Eduardo Domínguez acertó con los cambios, y los tres puntos viajaron sin escala a Santa Fe.

Platense había dejado en claro que era un equipo que jugaba mejor el segundo tiempo que el primero aunque, en la tarde del sábado, no pudo demostrarlo. Colón, quiso ser protagonista en la etapa inicial pero acabó siéndolo en la complementaria cuando su oponente le cedió todo tipo de gentilezas en defensa para cantar victoria.

La contienda arrancó con todo y se fue apagando hasta el entretiempo. En 3 minutos, el local probó con un tiro de Roberto Bochi que se fue alto mientras que la visita avisó con un zapatazo de Rodrigo Aliendro que contuvo Jorge de Olivera y, más tarde, Nicolás Leguizamón aprovechó una patinada de Luciano Recalde aunque Cristian Bernardi, en posición inmejorable, la mandó a las vías del ferrocarril Belgrano Norte.

Los de Domínguez siguieron yendo al frente en la etapa inicial con un tiro de Bernardi que dio en la cara externa de la red, con una oportunidad de Leguizamón que remató exigido desde el piso y encontró a De Olivera salvando con lo justo. El dueño de casa apenas lograba arrimarse al área rival con algunos tiros de media distancia de su zaguero, Juan Infante.

La complementaria fue de diván porque Platense sacudió la modorra a los 3 minutos. Tras un córner fallido de Colón, José Luis Sinisterra elaboró un contragolpe furioso para que Curuchet, enganchando en la puerta del área grande, cuelgue su zapatazo del ángulo superior derecho del uruguayo, Leonardo Burián.

El reloj y las intenciones de la visita le daban oxígeno al Calamar que parecía tener todo para liquidarlo de contra. Sin embargo, en una obra maestra del terror, los de Llop le permitieron a los de Domínguez hacer uso y abuso de cada avance rojinegro. A los 11 lo pudo empatar Facundo Farías pero su tiro dio en el palo. Cuando iban 19, en lugar de probar suerte, el juvenil descargó para el ingresado, Santiago Pierotti que de taco empató el pleito. Y cinco minutos después, ya la contienda le pertenecía al Sabalero porque Wilson Morelo, de penal, ponía las cosas 2 a 1.

Lejos de intentar igualarlo, Platense sufrió en cada subida de su oponente que, cerca del epílogo, le clavó la estocada final con un desborde maravilloso de Aliendro y la definición de Rafael Delgado debajo del arco. Colón, acertó en los cambios, jugó bien, desplegó sus condiciones que lo mantienen arriba, pero también el triunfo en gran parte se debió a la siesta de media hora que le ofrendó el dueño de casa en Vicente López.