URUGUAY: DANUBIO SE FUE AL DESCENSO

Gentileza: Tenfield

Por: Lautaro Castiglioni

Danubio quedó condenado a jugar en Segunda División de Uruguay. Después de más de 50 años jugando en la elite, la Franja pagó caro los malos rendimientos en los últimos años y perdió su lugar en Primera al empatar frente a Deportivo Maldonado. El verdugo del conjunto de Leonardo Ramos, cuando prácticamente no quedaba nada por jugar, resultó César el Picante Pereyra.

No fue algo inesperado pero sí impactante. Danubio perdió su plaza en la Primera División y quedó condenado a jugar en la Segunda durante la temporada venidera. La Franja dependía de un milagro para sostenerse en la élite, debiendo ganar sus dos compromisos restantes y esperar resultados adversos para Boston River y Defensor Sporting.

En el día de hoy, el conjunto de Leonardo Ramos se medía ante Deportivo Maldonado en su casa. La historia había comenzado favorable ya que, sobre el cuarto de hora, José Luis Rodríguez Bebanz abría la cuenta para el local. A los 29, desde los 12 pasos, Facundo Batista conseguía la paridad para el Rojiverde pero, antes de marchar a vestuarios, Santiago Mederos le daba el 2-1 a Danubio.

En el complemento, Deportivo Maldonado empujó constantemente mientras su rival se replegaba atrás y sostenía el marcador que le permitía seguir en Primera, al menos hasta que jugara Defensor Sporting. Sin embargo, en la agonía del juego, César Pereyra encontró una pelota perdida dentro del área para empujarla a la red libre de oposición y, cómo en el 2011 ante River, condenar a otro equipo a Segunda.

Fue empate dos a dos y desolación para todos los franjeados. No hubo milagro y Danubio deberá participar de la B en la temporada venidera, acompañando a Cerro. Aún falta definir el tercer descendido, que resultará de Boston River -hoy ocupando puesto en Zona roja-, Defensor Sporting y Rentistas.