GIMNASIA (LP) 2 – ATLÉTICO TUCUMÁN 0: MESSERA, TRÁIGAME UN MARTINI

Foto: @gimnasiaoficial

Por: Marcelo Patroncini

Brinda el Lobo. Lo hace porque volvió al triunfo y porque de local sumó siete de los nueve puntos que disputó. El elenco de Mariano Messera y Leandro Martini superó por 2 a 0 al Decano con una gran actuación de Johan Carbonero y Marcelo Weigandt, justamente, quienes hicieron los goles en nublada tarde del Bosque.

Gimnasia La Plata cortó una racha adversa ante un oponente de esos que suelen hacerle la vida imposible a cualquiera. Atlético Tucumán, que venía de vencer a Patronato, dependió mucho de Ramiro Carrera, exigió poco a Rodrigo Rey, y regresó a su provincia pensando que, entresemana, deberá recuperar los minutos restantes del encuentro suspendido frente a Huracán.

No tardó en abrir la cuenta el Lobo. Iban 9 minutos cuando Brahian Aleman levantó un centro con mucha rosca desde la izquierda y el «Chelo» Weigandt, por detrás de todos, conectó de cabeza para vencer la resistencia de Cristian Lucchetti que entró con pelota y todo dentro del arco.

La etapa inicial contó luego con un ida y vuelta donde el dueño de casa pareció ser más claro. Los de Omar de Felippe propusieron con un remate de Ramiro Ruíz Rodríguez que se perdió cerca del palo izquierdo, y un buen zapatazo de Carrera que Rey, con sus yemas, logró desviar al córner. El dueño de casa, en contrapartida, mostró a un Carbonero súpero activo que exigió al «Laucha» Lucchetti y también asistió a Lucas Barrios quien no pudo vencer al ex guardameta de Banfield y Racing.

Atlético Tucumán salió con otra decision a la complementaria pero no tuvo la llave para abrir el cerrojo defensivo del local. Gimnasia pudo ampliar con un testazo de Víctor Ayala en lo que hubiese sido una fotocopia del primer gol de la tarde pero, esta vez, el portero se aferró bien al suelo y capturó la caprichosa.

El Decano probaba de afuera con Ruíz Rodríguez y se le iba alto así como también con un tiro libre de Fabián Monzón que Rey desactivó al tiro de esquina. Sin embargo, a la hora del trago final, el Tripero se dio el gusto de saborear un vaso más en el Bosque. Weigandt apareció en acción, descargó para Lobos y, el ex Borussia Dortmund, se lo sirvió en bandeja a Carbonero que bajo los tres palos puso cifras definitivas.

Atlético Tucumán tuvo una tarde donde nada le salió en 60 y 118. Gimnasia La Plata brindó con el 2 a 0, volvió al triunfo, tuvo pasajes muy interesantes de fútbol, orden en todas sus líneas, y ahora va por otra «copa» de alegría cuando el martes se mida ante Dock Sud por la Copa Argentina.