BOCA 1 – RIVER 1: PALA CONFORMAR A TODOS

Gentileza: Prensa Boca

Por: Lautaro Castiglioni

Boca y River volvieron a empatar en el Superclásico. Fue uno a uno en La Bombonera en el marco de la quinta jornada de la Liga Profesional de Fútbol. Sebastián Villa -de penal- había adelantado al Xeneize pero Agustín Palavecino convirtió de cabeza y le dio el empate al Millonario.

Boca y River volvían a chocar en el marco de una nueva edición del Superclásico argentino. Al igual que en enero, cuando se vieron las caras por la Copa Diego Armando Maradona y empataron en dos, el escenario designado sería La Bombonera. Para este compromiso, el Xeneize venía de propinarle una paliza histórica a Vélez por siete a uno como visitante mientras que el Millonario llegaba de perder como local de Argentinos Juniors.

La primera mitad comenzaría de manera pareja. River manejaba la tenencia de la pelota pero carecía de ideas a la hora de penetrar en la defensa contraria. Boca aguantaba a la espera de espacios y desorganización para acercarse al arco de Franco Armani. La primera de claridad sería para Nicolás De la Cruz tirándola por encima de Esteban Andrada, de mala salida, pero Lisandro López evitaría que el balón llegara al fondo. El Xeneize respondería con una sumamente clara en los pies de Carlos Tévez, recibiendo un centro bajo y disparando cerca del área chica pero chocando con una gran respuesta de Franco Armani.

Cuando el reloj marcaba 40 minutos, Nicolás Capaldo escaparía por el sector derecho y sería derribado por Paulo Díaz, significando la pena máxima para el dueño de casa. Sebastián Villa fue quien se hizo cargo de la ejecución, tirando al medio mientras el golero rival volaba a otro lado para celebrar el uno por cero con el que terminarían el primer tiempo al frente los de Miguel Ángel Russo.

En el complemento, a River le costaba aún más acercarse a la zona contraria. Boca, por su lado, disponía de ocasiones para aumentar la distancia como un remate de Gonzalo Maroni que saldría por encima del travesaño y una doble salvada de Armani ante remates de Tévez, Villa y evitándole el rebote a Maroni.

Pasaban los minutos y a los de Marcelo Gallardo les costaba hacer pie dentro del campo de juego. Hasta que, en el minuto 21, De la Cruz fue de derecha a izquierda, tocó para Fabrizio Angileri y éste puso un centro preciso a la cabeza de Agustín Palavecino, impactando para enviar el balón hacia el arco, derrotar a Andrada y celebrar su primer gol con la camiseta riverplatense, generando el 1-1.

Pocos segundos después del empate, Boca recibiría otra mala noticia en la expulsión de Carlos Zambrano por doble amonestación, condicionando a los suyos para el resto del juego. Sin embargo, River también padecería la misma cuestión en la roja de Milton Casco, quedando ambos con 10.

La última de claridad del Superclásico correspondió a la visita con un centro bajo de Federico Girotti desviado involuntariamente por Carlos Izquierdoz, superando a Andrada pero generando una increíble parábola que evitaría ingresar a portería. En el rebote, intentó Bruno Zuculini pero entre el golero y el palo lo privaron del festejo. No hubo tiempo para más, fue nuevamente empate y reparto de puntos entre el Xeneize y el Millonario.