PLATENSE 1 – SARMIENTO 1: PIFIAS QUE VALEN GOLES

Foto: @caplatense / Gonzalo Colini

Por: Marcelo Patroncini

El Calamar y el Verde completaron el postergado de la fecha inicial y repartieron unidades en Vicente López tras un entretenido empate que culminó 1 a 1. Los goles llegaron por pifias que han sido capitalizadas a tiempo tanto por Gabriel Alanís en la visita como por Hernán Lamberti en el local.

Sarmiento aprovechó una vez más que Platense tardó en plantarse y obtener su ritmo deseado. Después fue todo a la inversa puesto a que el dominio pasó a estar en los pies del elenco conducido por Juan Manuel Llop. Los del «Chocho» hicieron méritos para ganarlo pero ni siquieran los 14 córners a su favor le sirvieron para volver a sumar de a tres.

Iban 8 minutos de contienda cuando Jonathan Torres le quiso entrar con alma y vida, le salió una pifia, pero nadie en el fondo Calamar se percató que allí estaba Alanís para remendar el error, girar su torso, y definir en la puerta del área chica. Ganaba los de Mario Sciacqua hasta que el Marrón se fregó los ojos y despertó.

El dueño de casa porpuso con un zapatazo de Nadir Zeineddin que le sacó astillas al palo derecho de Manuel Vicentini. El arquero surgido de la cantera de Boca Juniors empezaría a erigirse como figura de la tarde tras taparle un tiro libre venenoso a Mauro Bogado y, más tarde, una buena opción a José Luis Sinisterra que eligió definir en vez de tocar para la solitaria entrada de Matías Tissera.

Sarmiento llegaba con algunos buscapié, Alanís continuaba siendo una pieza sumamente peligrosa, pero era Platense quien merecía el empate y, finalmente, lo consiguió a diez minutos de irse al descanso. Una doble pifia, le permitió la igualdad a los de Llop ya que Luciano Recalde bajó un córner, Lamberti la desvío con el pecho, Zeineddin le entró mordido, y le pegó involuntariamente al ex Aldosivi para terminar metiéndose dentro de la cueva.

En la complementaria, Tissera pudo ganarlo con un frentazo a quemarropa que se fue cerca del palo derecho. Bogado tampoco tuvo puntería. Vicentini brilló sacando en la línea un cabezazo con destino de red y, en la última, Lamberti con otro testazo, reventó el travesaño. La visita, tratando de liquidarlo de contra, sólo amenazó con un potente disparo de Édson Montaño que el ex Racing, Jorge de Olivera, supo desarticular.

Sarmiento fue de mayor a menor en Vicente López y se llevó un punto bastante positivo por como se dio el partido. Platense, con el 1 a 1, al menos mejoró la imagen dejada el pasado sábado en Mendoza pero quedó con un sabor agridulce porque nuevamente, al igual que frente a River, mereció algo más y terminó quedándose con un premio menor.