FURSAL | SÚPERBOEDO

Gentileza: @sanlorenzo

Por: Maximiliano Pereira

San Lorenzo fue arrollador, y se quedó con la Supercopa de Futsal tanto en la rama masculina como en la femenina. Las Santitas levantaron un 0-2 ante Ferro, y se impusieron por 3 a 2, mientras que los varones golearon por 5 a 0 a Newell´s para levantar un nuevo título.

Volvía la acción al Polideportivo Roberto Pando tras casi un año con la disputa de la Supercopa de futsal. Por la rama masculina, San Lorenzo volvió a quedarse con el título por segundo año consecutivo. El camino había comenzado con una goleada por 3 a 0 a Primera Junta para avanzar a semifinales. En esa instancia superó por 7 a 4 a Villa La Ñata en un partido muy intenso, y avanzó a la definición donde enfrentó a Newell´s. La Lepra había dado la nota tras vencer de forma agónica a Jorge Newbery, y luego a Boca, el último campeón de Primera.

Sin embargo en la final hubo un solo protagonista. Si bien el primer tiempo terminó siendo parejo, en el complemento, el Cuervo fue muy superior, y sacó a relucir su jerarquía para jugar este tipo de encuentros. Lucas Bolo en dos oportunidades, el Gallego Rodríguez, Dylan Vargas y el colombiano Echavarría fueron los autores de los tantos para la goleada por 5 a 0 ante los rosarinos, y así levantar un nuevo título.

Quienes tuvieron la misma suerte fueron las Santitas, que golearon por 4 a 0 a Avellaneda en cuartos y 7 a 0 a Platense en semis. Pero en la final se topó contra su verdugo en el último tiempo: Ferro. El Verdolaga ya le había arrebatado la Copa Argentina 2019 y el último torneo local, además de sacarle la chance de jugar la próxima Libertadores. Y la historia parecía repetirse porque las de Caballito se imponían 2 a 0 en el Pando en el primer tiempo. Sin embargo Imbachi logró descontar antes del entretiempo. Y en el complemento, la heroína terminó siendo Cecilia López, que con un doblete le terminó dando el título número 23 a San Lorenzo en esta rama.