ARGENTINOS JUNIORS | «NO SOY EL TÍPICO CENTRAL QUE LE GUSTA REVENTARLA»

Por: Maximiliano Pereira

Argentinos Juniors es sin duda la cuna de cracks más grande del país. La lista de jugadores que surgieron del Semillero del Mundo es inmensa, y muchos triunfaron en el exterior y la selección argentina. Este es el sueño de los chicos que hoy defienden esta camiseta, y sobre todo en reserva, último paso previo a Primera. Román Riquelme, defensor central que integra el equipo que conduce Zermatten, dialogó con Vermouth Deportivo y habló sobre su presente, sus características, y hasta la historia de su nombre.

VD – ¿Qué balance haces de este comienzo de torneo en Reserva?

RR – El equipo arrancó bien. Estamos muy concentrados y sabemos lo que queremos. Por ahora jugamos tres partidos, y seguimos sin derrotas. Estamos convencidos y esperamos cada viernes para poder ganar.

VD – ¿El partido con Platense sienten que fue especial por la historia de los clubes?

RR – Obviamente que el partido con Platense se siente distinto. La semana se vive distinta porque el lunes ya arrancas a entrenar pensando en el partido con un gusto diferente. Por suerte se pudo ganar y estamos muy contentos por ello.

VD – Pará el que aún no te vio jugar, ¿cómo te definirías como jugador?

RR – Soy un defensor central arriesgado. No soy el típico central que le gusta reventarla. Siempre intento salir jugando como primera opción, y si no se puede, ahí si tirarla para arriba. Siempre busco salir jugando, dar un buen primer pase y buscar a los extremos o al compañero mejor posicionado.

VD – ¿Tenés algún referente?

RR – En el club, mi referente es Miguel Torrén. Por suerte lo puedo ver seguido entrenando, y trato de seguirlo y copiarlo en muchas cosas. A nivel extranjero me gusta mucho Sergio Ramos, y trato de mirar siempre videos y sacarle cosas.

VD – Ya tuviste la oportunidad de entrenarte con la primera. ¿Cómo fue esa experiencia?

RR – Me tocó varias veces entrenarme porque estamos cerca, y cuando hacen fútbol o un táctico nos llaman. Es una buena experiencia porque te vas adaptando al roce. De Reserva a Primera hay un cambio grande, y se nota. Los referentes te hablan, te ayudan y aconsejan.

VD – ¿Te imaginas debutando en el corto plazo, teniendo en cuenta que este semestre Argentinos va a tener triple competencia, y va a necesitar recambio?

RR – Dios quiera que sí. Estoy trabajando para eso. El jugador de inferiores trabaja para tener la posibilidad del debut en Primera porque es lo que desea. Entreno todos los días para estar preparado el día que llegue.

VD – ¿Qué te genera ser parte del Semillero del Mundo?

RR – Es un orgullo estar en Argentinos, con la cantidad de jugadores, a nivel mundial, que surgieron. Este club tiene unas de las mejores inferiores del país, y podes sacarle mucho provecho. Acá te enseñan mucho, y estoy muy feliz por eso.

VD – Me es inevitable preguntarte por tu nombre. ¿Cómo surgió la idea de tus padres de ponerte Román? ¿Los dos estuvieron de acuerdo?

RR – Mi nombre, claramente es por Juan Román. Yo nací en el 2002, que era la época donde Riquelme brillaba. Mi papá es fanático de Boca, y teniendo el apellido, se le ocurrió ponerme Juan Román, pero mi mamá, al ser de River, no lo dejó tanto, je. Así que quedó Román solo. Muchas veces la gente no lo puede creer, se ríe o te pregunta si soy pariente de él, pero me gusta compartir el nombre.

VD – ¿Sentís que tenés algo parecido con él? ¿Sos de mirarlo en videos para sacar cosas?

RR – Siempre miro videos de Román. Yo, hasta los 16 años, jugaba de volante y miraba muchos videos de él y trataba de copiar algunas cosas. Pero después empecé a jugar de central y empecé a ver otro tipo de movimientos. Pero nunca se dejan de ver videos de Román porque son para tenerlos siempre en el recuerdo.

VD – Si te la tenés que jugar, ¿quién es más fanático de Roman, tu papá, o el papá de tu compañero, Juan Román Pucheta?

RR – Al padre de Puche no lo conozco mucho, pero deben estar los dos iguales, je. Deben tener el mismo tipo de fanatismo para ponerles a sus hijos el nombre de Juan Román.