PLATENSE 0 – RIVER 1: DEL GUSTO AL SUSTO

Foto: @LigaAFA

Por: Marcelo Patroncini

El Millonario cantó victoria en la tarde del domingo frente a un viejo vecino con el que se cruzó después de dos décadas. Con gol de Matías Suárez en el arranque, la escuadra de Marcelo Gallardo se impuso por 1 a 0 sobre el Calamar que terminó siendo protagonista y arrinconando a los del «Muñeco» en pos de conseguir un empate que nunca llegó.

Aplaudido se fue Platense del Ciudad de Vicente López. Por entrega, por jugarle de igual a igual a un oponente claramente superior pero que fue de mayor a menor. River arrancó con todo, parecía que liquidaba la historia en la primera mitad, y terminó salvándose en la complementaria gracias a Franco Armani y a un penal que obvió Ariel Penel cuando poco le quedaba al juego.

A los 3 minutos, la visita avisó con un tiro libre de Nicolás de la Cruz que dio en el palo izquierdo del arco defendido por Jorge de Olivera. Cada avance del conjunto Millonario parecía medio gol y, la única diana de la tarde, no tardó en llegar a la casa del Marrón. Iban 8 cuando, un buen pelotazo del ya mencionado uruguayo dejó a Matías Suárez corriendo solo por la banda derecha. El cordobés que brilló en Bélgica tiró la diagonal, se metió dentro del área, y con un remate cruzado puso el 1 a 0 que sería definitivo.

Las emociones para el local empezaron a llegar a cuentagotas. Primero fue la despedida de Daniel Vega que jugó un rato y colgó los botines. Después controló a su rival que apenas generó sumo peligro con un cabezazo de Jorge Carrascal. Y por último, antes del descanso, le propinó el primer susto a los de Gallardo con un gol de Luciano Recalde, tras blooper de Armani, que Penel anuló por offside del zaguero.

En la complementaria, el Millonario se pinchó. Apenas un centro de Julián Álvarez que cabeceó Suárez y respondió con creces De Olivera fueron las armas del elenco del «Muñeco» que, en el cuarto de hora final, padeció la paciencia y la insistencia del Marrón. A los 34, Armani se hizo gigante desviándole al córner una chance clara a Facundo Curuchet y, tras ese tiro de esquina, salvando un cabezazo furioso de Recalde.

Platense, jugando en campo rival, mereció mejor suerte. Penel pudo sancionarle un penal en su favor pero no lo hizo. Y así, River, que supo desplegar su juego durante la primera media hora del partido, se llevó tres puntos ganándole solamente por 1 a 0 a ese viejo vecino. Del mucho gusto, los del «Muñeco», terminaron con el mucho susto pero triunfaron igual.