NBA: SIEMPRE RENDIDOR

Gentileza de Jason Miller para Getty Images | @gettyimages

Por: Gianfranco Toffoletto

En la victoria de los Denver Nuggets sobre los Oklahoma City Thunder por 126 a 96, Facundo Campazzo volvió a ver acción. El argentino jugó 24 minutos, en los que anotó nueve puntos, bajó dos rebotes, dio una asistencia y robó tres balones.

Su primera entrada al partido fue a falta de cinco minutos para el final del primer cuarto. Durante ese tiempo, no tuvo mucho contacto con la pelota, le tocó cumplir un rol más defensivo y de apoyo a Monte Morris.

Al segundo período lo arrancó mal, con varios fallos con el balón. Con el paso de los minutos, tuvo un mejor control del partido, pero no pudo sumar acciones destacadas. Sus primeros puntos llegaron antes de salir sustituido. Facu aprovechó el pick&roll con Nikola Jokic para atacar el aro y hacer una finta de pase al serbio, con la que quedó libre para la bandeja.

Campazzo volvió a ingresar en la segunda mitad. Nuevamente, le tocó cumplir el rol de rueda de auxilio de Will Barton, Morris y Jokic.

El mejor período del argentino fue el último. Allí demostró sus dotes defensivos, sobre todo en el ámbito de los robos, para anotar en la contra. Kenrich Williams fue el primero en sufrir las manos rápidas del cordobés, e Isaiah Roby el segundo; ambos robos de balón terminaron con puntos fáciles de Campazzo en el aro rival. Esos no fueron sus únicos puntos del cuarto, también anotó un triple. La asistencia que tuvo fue con un latigazo a Zeke Nnaji, con la que dejó al pivot sólo debajo de la canasta.