LANÚS 3 – REAL PILAR 1: SE DIO LA LÓGICA

Foto: @Copa_Argentina

Por: Marcelo Patroncini

El Granate avanzó a 16avos de final de Copa Argentina tras derrotar al Monarca que, al cabo de los 45 minutos iniciales, estaba dando un nuevo batacazo en este certamen. Los dirigidos por Luis Zubeldía apretaron el acelerador en la complementaria, remontaron el 0-1 del entretiempo, y se impusieron por 3 a 1 en cancha de Arsenal de Sarandí.

No le sobró nada a Lanús pero cumplió con el compromiso. Tenencia de pelota, cuidado de la misma, y pocas ideas para entrar jugando al área de Tomás Sultani hacían de la primera etapa una contienda apática. Real Pilar recién amedrentó un rato antes de la media hora por intermedio de Nazareno Fernández con un tiro que se fue ancho.

En el último cuarto de hora del capítulo inicial, el equipo de Luca Marcogiuseppe tomó coraje, adelantó líneas, y rompió con todos los pronósticos. Iban 43 minutos cuando Diego Crego recibió dentro del área, tuvo tiempo para enganchar, y así acomodó la caprichosa contra el palo derecho de la cueva defendida por Lautaro Morales. Delirio Monarca en Sarandí y preocupación del Granate que sólo aguantó un rato en el vestuario para salir a la complementaria con los colmillos afilados.

El triunfo transitorio duró poco para los que militan en Primera C. A los 2 de la segunda mitad, José Sand, quién otro sino, empataba las cosas con un penal que llevaba tranquilidad para los de Zubeldía. Rápidamente los derrotados tuvieron una chance inmejorable pero Javier Martínez careció de puntería con un zapatazo desde la medialuna que le sacó astillas al palo diestro de la cueva ganadora.

Los del sur del Gran Buenos Aires, después de ese susto, no pasaron más sofocones. El buen trato de la redonda se trasladó en festejos. Cuando iban 25, Sand trianguló con Lautaro Acosta y este descargó para Alexander Bernabei que, en soledad, por izquierda, no perdonó a Sultani. Y, en el descuento, Nicolás Orsini recibió sin marcas por la derecha para poner cifras definitivas en casa de Arsenal de Sarandí.

Real Pilar hizo un buen partido y estuvo a 45 minutos de escribir un nuevo capítulo glorioso en su historia como lo había hecho aquella noche ante Vélez en cancha de Temperley. Lanús reaccionó a tiempo, volcó en la gramilla toda su experiencia, ganó 3 a 1 y, sin brillar, se metió en 16avos de final de la Copa Argentina donde se medirá ante Patronato de Paraná.