RIVER 3 – ROSARIO CENTRAL 0: NO DE’CÉSPED’ES QUE VOLVIMOS A CASA

Por: Lautaro Castiglioni

Casi un año después, River volvió a jugar en el renovado Monumental y fue de la mejor manera: victoria por tres a cero ante Rosario Central para sumar los primeros puntos en esta Liga Profesional. Rafael Santos Borré, Gonzalo Montiel -de penal- y Nicolás De la Cruz fueron los que aportaron las emociones.

Se terminó la gran obra en el Antonio Vespucio Liberti. Tras casi un año de arduo trabajo, el césped del Monumental quedó totalmente renovado y en altas condiciones, similares a algunas de Europa. Bajo ese contexto, River y Rosario Central se veían las caras en el marco de la segunda jornada de la Liga Profesional.

La primera mitad se desarrollaría de manera pareja con constantes imprecisiones y pérdidas de balón. Los equipos se repartían la pelota en la mitad de la cancha y no conseguían llevar peligro a las vallas de los arqueros. Rosario Central tuvo la primera con un cabezazo de Luca Martínez Dupuy que saldría afuera. Mismo resultado para una volea improvisada por Jorge Carrascal tras centro desde la derecha.

Cuando el reloj marcaba 36 minutos, el conjunto de Marcelo Gallardo lograría festejar el primer gol de la noche: después de un córner desde la derecha, Paulo Díaz sacó un tiro desviado que corrigió Rafael Santos Borré para empujarla a la red y establecer el 1-0.

La ventaja le permitió a River crecer en dominio y contaría con una chance para poner el dos a cero en un mano a mano que Jorge Broun le ahogó a Borré. Ya en el complemento, más precisamente a los 8 minutos, un centro de Fabrizio Angileri impactó en Joaquín Laso y Fernando Rapallini decretó mano intencional, señalando penal que Gonzalo Montiel cambiaría con éxito con un violento disparo para sacar distancia de dos.

Para colmo de males en el equipo de Cristian González, segundos después del tanto, Joan Mazzaco vería la roja directa por una dura infracción contra Nicolás De la Cruz, dejando a los suyos con 10 y prácticamente poniéndole fin a la ilusión de los rosarinos.

Todo concluiría de manera prematura cerca de los 20 minutos, momento cuando De la Cruz encontró un mal despeje de la defensa Canalla y sacó un latigazo bajo para derrotar a Broun y cantar el 3-0 que resultaría definitivo. No hubo tiempo para más, fue goleada y tres puntos para River para que la fiesta sea completa en el estreno de su nuevo Monumental.