GIMNASIA DE LA PLATA 3 – TALLERES 0: DIOS Y EL DEMONIO

Foto: Gimnasia de La Plata

Por: Nicolás Ziccardi

Gimnasia goleó a Talleres y logró su primera victoria en el Bosque desde la partida del Diego. El Lobo fue efectivo para golpear en momentos claves confirmando su buen comienzo de temporada. La T quedó en llamas con el arbitraje de Delfino, que se equivocó feo cobrando un penal que no fue y le expulsó al visitante dos futbolistas por protestar.

Los primeros minutos fueron un buen resumen del partido. De un lado Talleres manejando bien la pelota pero sin el picante necesario para lastimar, del otro Gimnasia imprimiendo riesgo en sus pocas aproximaciones. Así antes de los cinco llegó el tiro desde la esquina izquierda ejecutado por Matías Miranda, Marcelo Weigandt recibió por vértice opuesto conectando un gran zurdazo de primera a gol.

En ventaja el Tripero se mantuvo firme para soportar los embates del rival y con los ojos bien abiertos aprovechando sus situaciones en ataque. Pese a que el Matador tuvo la manija, fue el Lobo quien juntó méritos para estirar el resultado. Primero con una doble opción de Eric Ramírez, que pegó su tiro contra el poste y en la réplica sufrió la respuesta de Marcos Díaz. A continuación Johan Carbonero se la encontró solo en el área pero shoteó por sobre el larguero.

Ya en el complemento la T profundizó dominio y tuvo al fin opciones claras, Auzqui la cruzó apenas desviada y Paredes buscó colocar un zurdazo que besó el hierro derecho de Rodrigo Rey. Pero ninguna tan clara como el pase profundo que finalizó en centro al corazón del área para el propio Carlos Auzqui, quien no llegó a impactar cuando estaba absolutamente solo.

Alcanzando los veinte minutos llegaría la jugada quiebre del partido, un desborde por banda derecha de Weigandt que fue cortado por una abrupta infracción desde atrás de Fragapane; tan clara como la infracción fue la posición de la misma, fuera del área, sin embargo Delfino cobró penal.

El juez no amonestó a Fragapane por la dura infracción pero si lo expulsó por exceso verbal cuando se preparaba la ejecución. Brahian Alemán cobró la boleta con buen zurdazo cruzado que superó la atinada volada de Díaz. 2-0 el Lobo, consumando un par de minutos fatales para la T.

Talleres salió de su eje tras la nueva desventaja, pese a que de inmediato Delfino no dudó en expulsar a Harrison Mansilla mostrándole segunda amarilla por una infracción verdaderamente liviana.

El Lobo siguió manejando bien la situación, consumando una gran goleada a cuatro del final con el centro de Alemán que Lucas Barrios conectó con perfecto cabezazo. 3-0 y solo quedó lugar para una nueva expulsión en la visita, Enzo Díaz fue amonestado por hablar y enseguida Delfino le mostró roja directa.