VÓLEY: NÁUTICO AVELLANEDA DIO VUELTA UN PARTIDAZO ANTE PARANÁ ROWING

📸Prensa FeVA

Por: Javier Dispaldro

Por la penúltima fecha de la Zona 1 en la Liga Argentina Femenina de vóleibol, en La Bombonerita, Náutico Avellaneda de Rosario remontó una desventaja de dos sets y se impuso a Paraná Rowing en tiebreak con parciales de 23-25, 16-25, 25-23, 25-19 y 15-9. Cerrando la primera fase, las santafesinas enfrentarán a Ferro Carril Oeste y el Remero jugará ante CEF N°5 de La Rioja.

En la previa del superclásico, Náutico Sportivo Avellaneda y Paraná Rowing jugaron un atractivo encuentro en La Bombonerita por la 6ª fecha de la Zona 1 en la Liga Argentina Femenina de vóleibol. Tras un gran arranque del conjunto entrerriano, las rosarinas fueron subiendo la vara y estiraron la definición a un quinto ser.

Con Martina Benedetich haciendo daño desde el servicio y sumando un par de puntos directos por esa vía, el Remero comenzó 5-0 adelante el partido, mantuvo la ventaja para entrar al segmento definitorio del set 19-14 con una diagonal de Pilar Kaplan y, aunque las rosarinas se pusieron a uno tras un bloqueo de Lucía Fernández, Paraná Rowing se llevó la manga inicial por 25-23 con un “palazo” de Vanina Spahn desde el extremo derecho.

La tendencia se mantuvo en la siguiente batería, con Micol Etcheverry presionando desde el saque, la dirigidas por Norberto Zapata se pusieron 8-1, distancia que se fue extendiendo constantemente llegando a 20-7 tras un ace de María Cielo Abrego. Un par de bloqueos seguidos de Priscila Bosio y un contraataque de Fátima Buralli, descontó el conjunto de Santa Fe pero la diferencia era amplia y el Remero se puso dos sets arriba al cerrar el segundo por 25-16 con un ataque profundo por la paralela de Maria Cielo Abrego.

El repunto insinuado por Náutico en el tramo final del segundo capítulo se vio reflejado a partir del tercero, tras un comienzo parejo se puso 10-7 arriba, no obstante, las paranaenses lograron igualarlo 14-14, pero desde entonces, Priscila Bosio se hizo incontenible, con un ase suyo las dirigidas por Matías Di Fulvio se escaparon 20-15 y aunque debieron esforzarse para cerrarlo, descontaron en el global al ganar el parcial por 25-23 con un tremendo remate por la paralela de la opuesta rosarina.

El conjunto santafesino tomó definitivamente las riendas del partido a partir de la cuarta manga, con un punto directo de saque de Priscila Bosio se puso 8-3 en la chapa, amplió la brecha a 17-9 tras un bloqueo de la misma opuesta y se llevó el parcial por 25-19 en 28 minutos con un remate de su rival que voló más allá de los límites de la cancha provocando que el encuentro se defina en el tiebreak.

La paridad en el inicio del quinto y definitivo set era absoluta llegando empatados en 7 por lado. El Remero aprovecho un error de su rival para ponerse 9-7, no obstante, luego fue una catarata de puntos del equipo santafesino que, con Juliana De Paul en el servicio, lo dio vuelta con un manos y afuera de Priscila Bosio, goleadora del cotejo con 29 puntos, llegó al match ball con un ataque por el centro de Sofía Calderón y sentenció la historia por 15-9 con una diagonal de Sofía Bersani que no pudo ser devuelta por las chicas de Paraná.

Las rosarinas consiguieron remontar un partido que se había presentado completamente adverso en los dos sets iniciales y se llevó la segunda victoria del certamen, alcanzó la línea de Mupol que, por precaución sanitaria, no disputará sus últimos dos encuentros de esta primera fase, y este domingo cerrará su participación en la Zona 1 jugando en el Quinquela Martín ante Ferro Carril Oeste.

El Remero estuvo muy cerca de lograr su primer triunfo, tal vez la juventud del equipo jugó en contra en los momentos decisivos y se queda con el sabor amargo pero, en contrapartida, pudo sumar su primer punto en el torneo y esta noche, cerrando la doble jornada en La Boca, jugará ante las riojanas de CEF N°5, uno de los animadores que se encuentran en la parte alta de la tabla de posiciones.