PLATENSE: «ESTOY VIVIENDO UN SUEÑO»

Foto: Gonzalo Colini / @caplatense

Por: Marcelo Patroncini

La pandemia lo encontró estando en Reserva hasta que sonó su teléfono. Ignacio Schor fue promovido a Primera para sumarse al deseo de conseguir el ascenso Calamar. El entrenador le dio suma confianza, lo puso de titular, y el juvenil se ganó el puesto con creces. El sueño por partida doble se consumó la noche del 31 de enero en cancha de Newell´s cuando Platense regresó a la elite. Y en Vermouth Deportivo conversamos con «Nacho» sobre varios aspectos relacionados con su crecimiento deportivo y el objetivo del Marrón.

Vermouth Deportivo: De la noche a la mañana un juvenil saltó de las inferiores y conquistó, no sólo la banda derecha, sino los corazones calamares… ¿cómo fue llegar a Primera de manera tan rápida y que no tiemble el pulso en ningún momento?
Ignacio Schor: Esto es un sueño para mí, la verdad que estoy viviendo un sueño. Yo jugaba en Reserva y, en la cuarentena, me llaman para entrenar. Yo no había ido nunca a entrenar a Primera. A mi me sorprenden con ese llamado y, si me preguntaban hace tres meses, yo hubiese respondido que si me ponían en el banco y entraba cinco minutos a un partido ya era un sueño para mí. Pero terminé jugando nueve partidos de titular, el último partido entré en el banco. La verdad que estoy viviendo un sueño y esto es así. Yo creo que uno nunca está preparado para algo sino que te vas adaptando al momento. Insisto, es un sueño todo lo que estoy viviendo.
VD: Debut en la temporada, triunfo ante Atlanta, titular indiscutido, un gol ante Morón. Post cuarentena, la revelación fue Ignacio Schor… ¿qué evaluación hacés de eso?
IS: Hace tres meses no sé si estaba preparado para esto y ahora te dicen que sí, que el pibe estaba preparado. Tener compañeros de experiencia como Hernán Lamberti, Daniel Vega, Jorge de Olivera, Mauro Bogado, eso me ayudó muchísimo, me facilitó las cosas. Y creo que también eso me dio confianza para estar adentro de la cancha, no sólo de mis compañeros sino también del técnico que me dio una confianza tremenda. Eso ayudó a estar cómodo dentro de la cancha y poder estar tranquilo.
VD: Cuando vos naciste ya Platense había descendido. ¿Que sensaciones te genera verlo en Primera y ser parte de ello?
IS: Sí, es verdad, Platense descendió en el 99 y yo nací en el 2000. No había vivido un Platense en Primera pero sí se notaba por la afición, por la gente, por el barrio de Saavedra, por la anterior cancha que ahora es el Polideportivo, porque yo jugué ahí, en Crámer y Pedraza, cuando era chico. Se notaba que Platense era un club con historia, y por los jugadores que tuvieron antes como Claudio Spontón que fue mi técnico en Reserva, el «Bocha» Baena. Verlos ahora en Platense y ser parte de la actualidad es una alegría inmensa.
VD: ¿Cómo fue el paso a paso de este torneo donde lograron el ascenso invictos pero sufrieron varios golpes por parte de los arbitrajes de los cuales supieron reponerse?
IS: Hubo unas partes del torneo donde sí se sufrió un poco con el tema arbitraje. No es un excusa porque imaginate que si nosotros nos quejábamos, entonces Atlanta y San Martín de Tucumán deberían estar peor que nosotros porque ellos iban primeros y quedaron afuera temprano. No era para quejarnos, y además nosotros sabíamos que en parte era nuestra culpa porque en los segundos tiempos quizás dejábamos que los rivales se vengan y, eso, generaba que ellos tuviesen chances de gol. Era una cadena de cosas que podían generar esos errores. Pero sí, se sufrió y también creo que somos justos campeones.
VD: Atrás quedó ese gol a Morón y ese debut ante Atlanta… ¿cuáles son tus sueños para ahora que estás en Primera?
IS: Cuando era chico jugué al fútbol en River y en San Lorenzo. Un próximo objetivo y un sueño, para mí, sería volver a tener revancha en alguno de esos dos clubes o en cualquiera de los grandes de Argentina. Para mí eso sería algo gigante y, si es con Platense, me gustaría tener como objetivo poder entrar a una copa internacional, sería un objetivo increíble.
VD: La última. Con 20 años quedaste en la historia grande del club y le devolviste la ilusión a muchísima gente… ¿tomás noción de todo lo que lograron?
IS: Desde que llegué al plantel superior, aquél 4 de septiembre que volvimos a entrenar después de la cuarentena, desde esa primera mañana, se nos inculcó que el objetivo era este. Estábamos preparados, el club estaba preparado, y se sentían esas ganas y esa ilusión que también los hinchas lo sentían desde aquella primera fecha que jugamos con Atlanta. Desde ese primer día se nos dijo cuál era el objetivo y lo tomamos muy en serio. Obviamente, para el grupo creo que es algo impresionante, y para mí, estoy soñando. Voy a seguir disfrutando de esto, y a seguir jugando con Platense.