ESTUDIANTES (RÍO CUARTO) 1 – ESTUDIANTES (CASEROS) 0: PARA B’HESAR’ LA GLORIA

Gentileza: @EstudiantesRio4

Por: Lautaro Castiglioni

Estudiantes de Río Cuarto eliminó a su homónimo de Caseros y se metió en la final por el segundo ascenso a la Primera División. Fue 1-0 para los dirigidos por Marcelo Vázquez con la anotación de Ibrahim Hesar a los 18 de la primera parte.

En el Gigante de Arroyito, los Estudiantes se veían la cara para definir al primer finalista del Reducido de la Primera Nacional: por un lado, el de Río Cuarto que se sumaba en esta instancia tras perder la final por el primer ascenso ante Sarmiento; por el otro, el de Caseros, que llegaba luego de borrar a Barracas Central, San Martín de San Juan y Atlanta.

Iniciado el juego, sería el Pincha quien tome la iniciativa y se lance a campo contrario buscando imponer condiciones. Sin embargo, el que pegaría primero fue el conjunto de Marcelo Vázquez dado que, sobre los 17 minutos, Nahuel Cainelli colocó un centro bajo desde la derecha que conectó Ibrahim Hesar para empujar el balón a la red y señalar el 1-0.

A partir de entonces, los de Mauricio Giganti tuvieron la pelota pero carecieron de ideas a la hora de la resolución para penetrar en el cerrojo defensivo contrario. Por su parte, el Celeste tuvo la posibilidad de aumentar la diferencia en el segundo minuto de adición con un contragolpe que resolvió Cainelli y salvó de estupenda manera Rodrigo Saracho.

En la complementaria, los de Caseros continuaron empujando y fueron quienes crearon las mejores oportunidades. Intentó Héctor Garay con un disparo que pasaría apenas ancho. Lo tuvo Tomás Bolzicco en un cabezazo que controló sin problemas Brian Olivera. Juan Ruíz Gómez la pinchó por encima del portero tras una mala salida pero éste se repondría a tiempo para controlarla.

A falta de dos minutos para el final, con todo Estudiantes de Caseros desesperado al ataque, el conjunto de Río Cuarto se perdería un gol de manera increíble cuando Nicolás Ferreyra avanzó varios metros para pasársela a Maximiliano Comba y éste, ante la salida de Saracho, se la abrió a Yair Arismendi quien, sólo debajo del arco, la tiró afuera.

Para fortuna del jugador de 22 años, su fallo no le costaría demasiado a los suyos dado que no habría más emociones en Rosario. Fue final y victoria para el León cordobés que disputará su segundo partido decisivo por el ascenso, teniendo como rival a Platense el próximo domingo.