NBA: LA VENGANZA ES UN PLATO QUE SE SIRVE CON UNA VICTORIA

Por: Básquet VD

Por: Gianfranco Toffoletto | @GianToffoletto

John Wall pudo demostrar que los Wizards tomaron una mala decisión al tradearlo. El base se despachó con 24 puntos en la victoria de los Rockets, y hasta se dio el gustó de intercambiar palabras con Russell Westbrook -el jugador por el que lo cambiaron-. Además, se quedaron con la victoria los Hawks y el Jazz.

Los Ángeles Clippers 99 – 108 Atlanta Hawks

Sin Kawhi Leonard ni Paul George, Los Ángeles Clippers perdieron ante los Atlanta Hawks por 108 a 99. Trae Young fue la figura con 38 puntos.

Los Clippers se pusieron en ventaja en el inicio. El quinteto angelino, liderado por Serge Ibaka, sumó en el arranque. A pesar de la baja cantidad de anotaciones, los iniciales de los Hawks pudieron revertir el marcador. Las canastas de Reggie Jackson dejaron a los visitantes abajo por uno. El segundo período tuvo a los dirigidos por Tyronn Lue en mejor estado. Marcus Morris e Ivica Zubac se combinaron para recuperar el liderato. A los puntos de Morris, se sumaron los de Luke Kennard, Ibaka y Jackson para estirar a siete. De’Andre Hunter sostuvo a su equipo en el inicio y Young en el final. El dúo anotó 12 de los 21 puntos de los Hawks para cerrar la primera mitad abajo por cinco.

La segunda parte mantuvo la paridad, pero con el paso de los minutos, Atlanta tomó el liderazgo del partido. Young comandó la ofensiva de los locales para tomar la ventaja que se mantendría hasta el final. Lou Williams y Zubac fueron los únicos jugadores de los Clippers que pudieron sumar en los últimos minutos, para que su equipo quede abajo por seis. Los angelinos arrancaron el último cuarto con un parcial de 6-0 con el que igualaron el partido en 76. La sorpresiva aparición de Kevin Huerter frenó la remontada. El escolta metió 13 puntos con los que puso la máxima de 11. A la producción del neoyorquino, se sumó la de Young y Hunter. El trío fue quien hizo la sumatoria para los Hawks y quien le dio la victoria a su equipo.

Washington Wizards 88 – 107 Houston Rockets

El duelo entre John Wall contra Bradley Beal y Russell Westbrook fue favorable al jugador de los Houston Rockets. Con 24 puntos, lideró a su equipo a la victoria sobre los Washington Wizards -su ex equipo- por 107 a 88.

Ambos equipos tuvieron protagonismo en la primera parte. Las canastas de Robin López y Beal le dieron la ventaja a los Wizards en el inicio. Para los Rockets, DeMarcus Cousins y Wall sumaron para mantenerle la pisada a sus rivales. La banca visitante fue la que dejó la diferencia en tres puntos. La rotación de Houston hizo lo propio. Eric Gordon sumó en el arranque del segundo período para poner a su equipo en ventaja. Wall siguió con su buena producción y, con el aporte de Cousins y Gordon, estiraron la brecha a ocho. El buen cierre deWestbrook dejó a los Wizards abajo por cuatro al medio tiempo.

La segunda mitad tuvo a los Rockets por encima, a excepción de unos minutos durante el tercer cuarto. Los primeros seis minutos fueron lentos y con una muy baja cantidad de puntos. A mitad del período, el parcial era de 4-2 para los Wizards. Beal se mantuvo como el claro referente ofensivo de su equipo, y en sus manos estuvo una nueva ventaja. Las canastas de David Nwaba y Gordon le devolvió el liderato a los texanos. El último cuarto fue una paliza. Los Rockets tuvieron su mejor período ofensivo, mientras que los de Washington el peor. La banca de Stephen Silas empezó a cerrar el partido, y con el reingresó de Victor Oladipo, Cousins y Wall se terminó por definir. El trío siguió sumando para poner la máxima de 19 y darle la victoria de los Rockets.

New York Knicks 94 – 108 Utah Jazz

Utah Jazz logró ganarle a New York Knicks por 108 a 94, con una gran segunda mitad y mejor último cuarto. El más destacado en los vencedores fue Royce O´Neale, con 20 puntos.

Los Knicks tuvieron el control del partido, y lo perdieron en el último cuarto. Desde el inicio, sumaron con facilidad y le cerraron el aro a sus rivales. Tanto titulares como suplentes, aportaron para sacar una diferencia de 11 en el primer cuarto. Royce O´Neale fue el más destacado de la ofensiva del Jazz para quedar abajo por nueve. En el segundo período se mantuvo la tendencia, pero con una mayor cantidad de anotaciones en ambos equipos. Austin Rivers calentó la mano y anotó 18 puntos en los primeros seis minutos. Con el reingreso del quinteto inicial, los neoyorquinos pusieron la máxima de 15. Los de Utah necesitaron del aporte de todo su equipo para intentar mantenerse en partido, pero sólo lograron quedar abajo por 13 al cierre de la primera mitad.

La segunda parte fue una historia completamente diferente. El aro se abrió para los de Quinn Snyder y fueron más sólidos en defensa. Mike Conley tomó las riendas de la ofensiva y, con los triples de todo su equipo, encontraron la forma de remontar. A mitad del cuarto, lograron igualar el partido en 69. Los Knicks no tuvieron muchas respuestas, pero se pudieron mantener en ventaja. Los de Tom Thibodeau se repartieron el goleo, con el que cerraron el cuarto arriba por uno. En el último período, el Jazz completó la remontada. Pasados los primeros siete minutos de juego, el parcial era de 20-3 para los locales. Con una ventaja de más de 15 puntos, ambos equipos mandaron a sus bancas a la duela. Aun así, los de Utah siguieron sumando hasta sacar la máxima de 17. Con 13 puntos, los Knicks tuvieron su peor cuarto ofensivo.