SAN MARTÍN (CORRIENTES) 69 – QUIMSA (SANTIAGO DEL ESTERO) 80: PEGÓ EN EL CIERRE Y SE QUEDÓ CON TODO

Por: Básquet VD

Por: Marcelo Faró | @marce_faro

Quimsa hizo valer la jerarquía de algunas de sus individualidades y ganó, en un partido parejo hasta el final, el duelo entre los dos primeros de la Liga Nacional. Fue por 80 a 69 ante San Martín de Corrientes. Diamon Simpson, con 19 puntos y 11 rebotes, fue la gran figura; mientras que Matías Solanas (14) lideró el goleo del equipo perdedor.  

Lo que prometían desde sus posiciones en la tabla lo plasmaron en el parquet del Templo del Rock. El primero y el segundo de la Liga Nacional regalaron un encuentro parejo, rico en variantes tácticas y con olor a PlayOffs

Se lo quedó Quimsa, porque jugó un último cuarto casi perfecto y encontró, en ese último segmento, soluciones en individualidades que hasta ese momento habían estado ausentes. 

En el inicio del partido ambos se midieron, como dos boxeadores que se respetan y buscan ver las cartas de su oponente. Costó que llegara el primer gol de campo, pero una vez que Quimsa cortó esa sequía, se escapó por 9 a 0 con Simpson dominando los tableros y un Brandon Robinson picante en el goleo. Pero una racha de su rival, con los triples de Matías Solanas como principal arma, ajustó el tanteador y esa dinámica se mantuvo hasta el final del cuarto, que quedó en manos de La Fusión por 18 a 17, luego de un triple de Gramajo. 

El segundo cuarto sirvió para disfrutar un gran duelo de los internos de ambos equipos. Diamon Simpson seguía dando espectáculo y se le sumó el ecuatoriano Carabalí, con sus intimidaciones defensivas. Pero la dupla de Saiz y Basualdo tenía mucho para dar, forzando hacia adentro para conseguir puntos o liberar a los tiradores. Otro triple fue el que puso la chapa final, esta vez del zurdo Rolando Vallejos, que desde más allá de 7 metros puso el 39 a 38 con el que los correntinos se fueron arriba al entretiempo. 

Al regreso, San Martín siguió mostrándose mejor plantado y con un juego de equipo asociado, mientras que Quimsa pareció depender más de sus individualidades; aunque tanto Robinson como Simpson ya no podían ser tan productivos debido a la buena marca de sus rivales. Siempre el Santo parecía más sólido, y una buena penetración final de Tomás Zanzottera le dio una leve luz de ventaja para entrar al último período 57 a 54 arriba. 

Sebastián González comenzó el cuarto con cinco suplentes en cancha y esa formación alternativa trajo energía y buena defensa. Con un Gaskins enchufado, metió una racha de 9 a 0 y tomó la ventaja que empezó a inclinar la balanza a su favor. El partido se hizo peleado y la jerarquía del plantel santiagueño fue decisiva.  San Martín hizo un último intento por arrimarse y pelear el cierre, pero ya con el regreso de los titulares de La Fusión, Cosolito tomó la bandera y cinco puntos seguidos del capitán definieron el pleito. El tanteador final fue 69-80, tal vez exagerado en la distancia final entre dos equipos que fueron muy parejos y no se sacaron ventajas durante casi todo el encuentro.

Quimsa se afirma en el liderazgo de la Liga y encara ahora, desde lo más alto de la tabla, sus compromisos internacionales.  

San Martín, poco es lo que pueda reprocharse. Dio la talla contra un rival de peso y justificó su posición en la tabla. Mañana se enfrenta, desde las 19, a Peñarol en el Templo del Rock. 

SÍNTESIS: 

SAN MARTÍN (69): Jonathan Machuca 8, Matías Solanas 14, Emiliano Basabe 6, Javier Saiz 13, Iván Basualdo 12 (FI); Rolando Vallejos 8, Tomás Zanzottera 3, Gastón García 2, Maximiliano Andreatta 3; Franco Méndez, Sebastián Acevedo, y Dylan Bordón no jugaron. Entrenador: Diego Vadell. 

QUIMSA (80): Nicolás Copello 8, Brandon Robinson 12, Fabián Ramírez Barrios 6, Mauro Cosolito 11, Diamon Simpson 19 (FI); Franco Baralle 3, Bryan Carabalí 2, Alejandro Diez 5, Trevor Gaskins 9, Iván Gramajo 5; Emiliano Toretta y Francisco Conradi no ingresaron. Entrenador: Sebastián González. 

Parciales: 17-18, 22-20 (39-38); 18-16 (57-54), 12-26 (69-80). 

Árbitros: Pablo Estévez – Danilo Molina – Leonardo Barotto. 

Estadio: Obras Sanitarias de la Nación El Templo del Rock (CABA).